eldiario.es

Menú

Sacyr se hace un lío

INCENDIOS EN AMÉRICA, ÁFRICA Y OCEANÍA

- PUBLICIDAD -

Dicen los que conocen a Juan Miguel Sanjuán, presidente de Satocan y accionista con butaca en el consejo de administración de Sacyr, que anda fumando en pipa. La compañía que fundara Luis del Rivero en los ochenta ha mostrado al mundo la calidad del barro con que están compuestos sus pies y ha empezado a mostrar severos síntomas de desmoronamiento a poco se ha ido confirmando que creció demasiado al socaire de la burbuja inmobiliaria y de su capacidad para ganar concursos públicos con fórmulas no exportables. El ejemplo internacionalmente más elocuente es el que está protagonizando estos días en Panamá ganando un concurso mediante el muy hispano método de la baja temeraria, es decir, ofertando un precio por debajo de lo razonablemente rentable para, en el transcurso de la obra, ir consiguiendo reformados y revisiones de precios que completaran el coste y los correspondientes beneficios. En Panamá Sacyr ha tropezado con dos realidades bien distintas a la española: el sacrosanto Canal de Panamá, intocable para los panameños y para su Gobierno, y el contrato a la americana, que impide la revisión de los proyectos a ojo de buen cubero y remite a estrictos contratos, a árbitros independientes y a concursos posteriores cualquier modificación que se pretenda introducir. Para explicar al presidente Martinelli el modo hispano de operar que tienen las constructoras amparadas bajo la Marca España, ha anunciado viaje a Panamá nada menos que la ministra de Fomento, Ana Pastor, en claro remedo al patinazo argentino que ya protagonizó su compañero de gabinete, José Manuel Soria, en el caso de la nacionalización de YPF-Repsol. Pero no solo es en ese país americano donde tiene serios problemas Sacyr. También en Australia se le ha abierto un incendio de aún ignotas consecuencias en la ampliación y ulterior explotación de una mega desaladora de 450.000 metros cúbicos de producción diaria (para que se hagan una idea, el complejo de potabilizadoras de Las Palmas de Gran Canaria desala 80.000) que se trabaja junto a Técnicas Reunidas. Dicen los mal pensados que por aquellas tierras se vio no hace mucho a un factótum de Sacyr-Valoriza muy conocido en otro continente, el africano, Pablo Abril-Martorell. Porque por estos lares la empresa que ahora preside Manuel Manrique tiene problemas en Santa Cruz de Tenerife y en Las Palmas de Gran Canaria.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha