eldiario.es

Menú

Santa Úrsula, San Juan de la Rambla, Puerto de la Cruz

ÁNIMO, MANOLO

- PUBLICIDAD -

Otro incendio significativo que no logra sofocar el presidente del PP de Tenerife es el de Santa Úrsula, donde todos los concejales del PP han dejado sola ante el peligro a la alcaldesa, Milagros Pérez León, cabeza de lista de ese partido. Sólo la respalda un concejal del PSOE, lo que dificulta por completo cualquier acción de gobierno que se quiera ejecutar. Consta públicamente que Manuel Domínguez lo ha querido arreglar, pero hasta el momento no lo ha conseguido. En San Juan de la Rambla la cosa no anda mejor. Una moción de censura con tufo bastante rastrero acabó prematuramente con la alcaldía de Fidela Velázquez, del PSOE. En su lugar, los mocioneros colocaron al cabeza de lista del PP, Tomás Mesa, un carnicero radicado en otro municipio, Los Realejos, precisamente el que dirige desde la alcaldía el presidente insular del PP. La mezcla entre sobornos presuntos y vendettas menos presuntas planea sobre el Ayuntamiento, investigado por la Fiscalía tras una denuncia del PSOE por una posible compra de votos. En el Puerto de la Cruz también hay fuegos que apaciguar. Allí también tiene nombre propio, el de Luis Miguel Rodríguez, el concejal del PP que se considera defendido por Manolo Domínguez, lo que parece estar bien fundado. De otro modo tiene poca explicación que haya sido capaz de sobrevivir políticamente a una persecución automovilística en marcha atrás y cargado, a una denuncia por malos tratos en el entorno familiar y a unos comportamientos que no se los permitiría ni una empresa seria ni un partido de orden. Todo ello, claro está, siendo el concejal de Policía, lo que debe haber hecho calar en el cuerpo un sentido de la autoridad moral que tira para atrás.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha