eldiario.es

Menú

Sonrisas y apuestas

Y ESPERANDO, ESPERANDO SE LLENÓ EL VASO

Hasta el desembarco en Barranco Seco todo fluyó tal cual lo previsto. Foto aquí, flash allá, apuestas sobre si el Cabildo insular estaría representado y, de ser así, a quién le habría tocado el marrón. En fin, que estaban entretenidos los má

- PUBLICIDAD -

Hasta el desembarco en Barranco Seco todo fluyó tal cual lo previsto. Foto aquí, flash allá, apuestas sobre si el Cabildo insular estaría representado y, de ser así, a quién le habría tocado el marrón. En fin, que estaban entretenidos los más de 40 periodistas que practicamente llenaron la guagua fletada para la ocasión. Pero claro, a la hora de convocar a los medios nadie tuvo el detalle de avisar de que existían estrictas órdenes que, desde las altas instancias, prohibían la entrada de plumillas y paparachis a los centros de retención. El Ministerio de Interior dejó claro que a Barranco Seco no entraba ni Cristo y el de Defensa dispuso lo mismo respecto a La Isleta. Zapatero, muy sonriente siempre, no dijo ni mú, y las cámaras se tuvieron que conformar con capturar, una vez más, las imágenes del presidente de la Nación con Adán Martín, José Segura, Carolina Darias y el nunca bien ponderado Arcadio Díaz Tejera. Más de uno se preguntó entonces aquello de "¿qué hace alguien como yo en un sitio como este?"

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha