eldiario.es

Menú

Por qué Soria rabió con el concurso de radios

PAULINO NO LO DEJÓ METER LA CUCHARA Y SE CABREÓ MUCHÍSIMO

Guillermo Reyes tendrá que pagar -esta vez de su bolsillo- las costas del proceso que inició contra Ildefonso Jiménez, al que denunció por una operación urbanística de la que ahora sólo se sabe que

- PUBLICIDAD -

Guillermo Reyes tendrá que pagar -esta vez de su bolsillo- las costas del proceso que inició contra Ildefonso Jiménez, al que denunció por una operación urbanística de la que ahora sólo se sabe que salió beneficiado el Ayuntamiento de Telde. Un juzgado de esa ciudad distinto del que siempre fue su predilecto dijo desde el principio que allí no había nada, pero, obcecado y mal orientado por esos letrados que tantas influencias quieren tener en la Judicatura, siguió adelante con sus estúpidas obsesiones. Y el resultado es el mismo que ha cosechado insistentemente su compadre José Manuel: a pagar las costas, a ser posible sin recurrir nuevamente al erario público. No hemos leído una sola línea de esta condena en la web oficial de ese conchabo que es Ciuca, la misma que depone cada día desde esa radio fuera de concurso sus boñigas de insultos y de falsas acusaciones para solaz y regocijo de un PP cada vez más entregado a la misma revoltura de 2003. Ahora vamos entendiendo el cabreo que se cogió el ex vicepresidente cuando vio publicado en el BOC el concurso de asignación de frecuencias sin haber podido echar un mínimo vistazo a las bases. Dicen que Paulino no lo dejó meter cuchara, seguramente escaldado y barruntando lo que luego ocurriría con las de Lifeblood.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha