eldiario.es

Menú

Tercia don Pepito

COMO ÉRAMOS POCOS, PARIÓ LA ABUELA

Cuando don Pepito se entere del descubrimiento que han hecho en el hospital general de Gran Canaria doctor Negrín pondrá de nuevo el grito en el cielo y elevará las exigencias de independencia a las Naciones Unidas, con la e

- PUBLICIDAD -

Cuando don Pepito se entere del descubrimiento que han hecho en el hospital general de Gran Canaria doctor Negrín pondrá de nuevo el grito en el cielo y elevará las exigencias de independencia a las Naciones Unidas, con la especial particularidad de que quede fuera de la I República de Canarias la isla de Tamarán, la de los secarrales. Un equipo de inmunólogos capitaneados por el doctor Carlos Rodríguez Gallego ha detectado una nueva enfermedad probablemente generada por una mutación genética de un peninsular hace unos 500 años, o sea, a poquito de llegar. Lo publicaba este domingo La Provincia (al César lo que es del César) y ya veremos lo poco que tarda el dueño de El Día en poner a parir a los grancanarios por mutantes. Mientras tanto, don Pepito ha acusado a los grancanarios, con ese estilo grotesco que utiliza en sus editoriales, de ser los causantes de los incendios que se han producido en las islas de la provincia hermana, es decir, en Tenerife, La Gomera y La Palma. Si no fuera por la trayectoria lunática que acompaña a este dicharachero editor, sería para hacer lo que el representante del CCN hizo en el Cabildo de La Gomera con el alcalde de Toreno, declararlo persona non grata en Firgas, en Moya y en La Aldea, municipios estos a los que se vincula a don Pepito por la vía parental. Porque don Pepito y don Pedro, y no necesariamente por ese orden, acaban de sumarse a esta esperpéntica ceremonia de reproches por los incendios, particularmente el que con tanta ferocidad se ha cebado con la isla de La Gomera. Pero vayamos por partes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha