eldiario.es

Menú

Turismo, turismo y nadie más

EL PRESIDENTE INSISTE EN EL BINOMIO CON LA CONSTRUCCIÓN

Además del fútbol, el presidente Rivero habló de dependencia, de economía, de Zapatero y del PP. No hubo excesivas novedades más allá de insistir en que será la industria turística la que nos

- PUBLICIDAD -

Además del fútbol, el presidente Rivero habló de dependencia, de economía, de Zapatero y del PP. No hubo excesivas novedades más allá de insistir en que será la industria turística la que nos saque de la crisis si conseguimos, atención, "convertir a Canarias en el primer destino mundial". Y ¿cómo se hace eso? Pues insistiendo en la bonificación de las tasas aéreas, renovando la planta alojativa -dedicando a eso exclusivamente el sector de la construcción- y mejorando la competitividad. Paulino Rivero tuvo también sus raptos de exageración, como cuando resolvió de un plumazo la desatención a las personas dependientes insinuando que los de mayor grado estarán mucho mejor en las residencias que, en un número indeterminado, pueblan la geografía isleña sin que nos hayamos enterado hasta la fecha. El presidente mostró su mejor rollito hacia Zapatero por haberle hecho caso en dos cosas importantes: las tasas aeroportuarias y la militarización y persecución de los controladores. Y creíamos que el malo en esto último era José Blanco.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha