eldiario.es

Menú

La Udyco, al despacho

EL MAGISTRADO LLAMÓ A LA POLICÍA, A VER DÓNDE ESTABA EL TRUCO

Tras haber escuchado las explicaciones de Suárez Gil, a casi todos los presentes en la sala de vistas se les engrifaron los cabellos. ¿Es posible que la Policía pueda haber confundido a una persona tan peculiar como Suárez Gil con cualquier otro

- PUBLICIDAD -

Tras haber escuchado las explicaciones de Suárez Gil, a casi todos los presentes en la sala de vistas se les engrifaron los cabellos. ¿Es posible que la Policía pueda haber confundido a una persona tan peculiar como Suárez Gil con cualquier otro individuo de parecida melena cana y similar mostacho negro, de tan garboso porte y heredero de seis generaciones de canariedad? Parece mentira, se dirán ustedes, y se preguntarán a continuación si pudiera o pudiese constar en el voluminoso sumario eólico algún otro tipo de patinazo de este tipo. La verdad es que algunas cosas hemos visto que nos han llamado la atención, del mismo modo que hemos echado en falta algunas otras que creíamos incorporadas. Pero lo de confundir al Zorro tiene mucha guasa, de ahí que Miguel Ángel Parramón lanzara el grito de guerra una vez terminó de deponer Suárez Gil: "La Udyco, a mi despacho".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha