eldiario.es

Menú

Un almuerzo inoportuno

MÁS QUE NADA POR LAS FORMAS

En medio de la tormenta política, mediática y judicial que tiene a media isla de Gran Canaria con los teléfonos en remojo y a la de Tenerife pensando en si es ruin o bondadoso Zerolo, hay cosas que es mejor evitar. José Se

- PUBLICIDAD -

En medio de la tormenta política, mediática y judicial que tiene a media isla de Gran Canaria con los teléfonos en remojo y a la de Tenerife pensando en si es ruin o bondadoso Zerolo, hay cosas que es mejor evitar. José Segura, delegado del Gobierno, que se considera un hombre libre, almorzó este martes en Casa Perico, de Melenara, con el fiscal jefe del TSJC, Vicente Garrido. No fue la mejor fecha posible, pero quizás fuera la que permitió la agenda de ambos. Si a este encuentro sumamos el que Segura celebró con Santana Cazorla días antes de su detención, nos encontramos con dos momentos estelares bastante rechazables. No es que pensemos mal de Segura, que no, de verdad, pero no le está adornando últimamente el don de la oportunidad.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha