eldiario.es

Menú

Los bomberos tampoco tenían la razón

UNA SENTENCIA DE LO CONTENCIOSO DA LA RAZÓN AL CABILDO DE GRAN CANARIA

Tanta pelotera, tantos insultos, tantos sabotajes y destrozos en los bienes públicos para, al final, no tener la razón. O al menos que no te la de la Justicia. Los bomberos del Consorcio de Emergencias de Gran Canaria protagonizaron

- PUBLICIDAD -

Tanta pelotera, tantos insultos, tantos sabotajes y destrozos en los bienes públicos para, al final, no tener la razón. O al menos que no te la de la Justicia. Los bomberos del Consorcio de Emergencias de Gran Canaria protagonizaron casi al final del mandado de José Miguel Pérez un desbaratado conflicto laboral como consecuencia de la decisión de los ayuntamientos y del Cabildo de reducir drásticamente los privilegios económicos que disfrutaban los bomberos, privilegios que en su día alcanzaron con esos mismos métodos tan expeditivos como escasamente democráticos. Los ayuntamientos habían amenazado incluso con abandonar el consorcio y dejar de pagar sus cuotas si aquella situación tan insostenible no era corregida. Fue entonces cuando José Miguel Pérez ordenó a la consejera del área, Rosa Monzón, que negociara para cambiar aquellas ventajas que amenazaban con arruinar el consorcio. Las negociaciones fueron imposibles y ante el riesgo de quiebra, el Consorcio optó, por unanimidad, por cambiar el reglamento, lo que condujo a que los bomberos se echaran directamente al monte.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha