eldiario.es

Menú

Los canarios podemos ''estar tranquilos''

PAULINO COMPRA SIEMPRE EN BOUNTY, PERO SABE SEPARA LA PAJA DEL TRIGO

Menos mal que nuestro entrañable colega Martín Marrero, periodista de pura cepa ahora metido de manera interina a portavoz del Gobierno, ha salido para decirlo: "Los canarios podemos estar tranquilos" porque el presidente,

- PUBLICIDAD -

Menos mal que nuestro entrañable colega Martín Marrero, periodista de pura cepa ahora metido de manera interina a portavoz del Gobierno, ha salido para decirlo: "Los canarios podemos estar tranquilos" porque el presidente, Paulino Rivero, es un hombre espartano en sus costumbres (sobre todo culinarias), pulcro en el gastar, selecto en el derrochar y enemigo de las fastuosidades. Marrero ha desmentido con una rotundidad infrecuente que las corbatas, los gemelos y las bufandas compradas en la lujosa tienda de Bounty en la tinerfeña calle del Pilar hayan tenido como destino su armario ropero. Nadie (al menos nosotros no fuimos) acusó jamás al presidente de haber pagado esos complementos con fondos para atenciones protocolarias y quedárselos para su uso personal. Lo que sí dijimos y hoy reiteramos es que, después de 24 horas de escrutinio, nadie en Presidencia del Gobierno logró decirnos a qué personas se le tributaron esas atenciones protocolarias. Nosotros añadimos un nuevo dato para el debate: Bounty es una de las tiendas de cabecera de Paulino Rivero, y en ella lleva años comprando sus prendas favoritas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha