Opinión y blogs

eldiario.es

Con cerrajero en Anfi

ARTURO RAMÍREZ ENTRA CON LLAVE EN MANO

Feo, lo que se dice muy feo, tuvo que ser el espectáculo vivido estos días en las entrañables oficinas de Anfi Tauro, en el barranco del Lechugal, una casona solariega que perteneció a los Arencibia. Ya saben ustedes, por lo menos los que siguen

- PUBLICIDAD -

Feo, lo que se dice muy feo, tuvo que ser el espectáculo vivido estos días en las entrañables oficinas de Anfi Tauro, en el barranco del Lechugal, una casona solariega que perteneció a los Arencibia. Ya saben ustedes, por lo menos los que siguen este periódico con regularidad, que ese grupo ha sido adquirido en un 50% por los hermanos Santana Cazorla, después de unas accidentadas negociaciones con triquiñuelas, trapisondas y, como en el envite, señas hasta el final. El caso es que, por ir al grano, la entrada de los nuevos socios no ha podido ser más desafortunada. En concreto, el director general del grupo Santana Cazorla, Arturo Ramírez, ordenó el concurso de un cerrajero para tomar posesión de las oficinas de Tauro, lo que dejó a varios empleados de toda la vida, incluida la veterana secretaria de Björn Lyng, en la calle y literalmente sin llavín. Perder los modales no está bien en Telde, donde el grupo de gobierno no los tiene ni falta que le hace, pero en Anfi Tauro sobrepasa el mal gusto.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha