Opinión y blogs

eldiario.es

La corbata de Aurelio Ayala

FUE LO MÁS DE LO MÁS

De Ican sí había más gente, aparte del oficiante de la ceremonia en virtud de los poderes que le confieren los correspondientes artículos del Código Civil. Asistió Fernando González, antiguo comunista y actual consejero de Política Territoria

- PUBLICIDAD -

De Ican sí había más gente, aparte del oficiante de la ceremonia en virtud de los poderes que le confieren los correspondientes artículos del Código Civil. Asistió Fernando González, antiguo comunista y actual consejero de Política Territorial; el economista Fernando Redondo, exconsejero de la misma cosa, también; el vicepresidente del Cabildo de Gran Canaria, Carmelo Ramírez; el ex director General de Patrimonio, Juan Carlos Domínguez; el alcalde de Telde, Aureliano Francisco Santiago Castellano. Pero ¿a que no saben ustedes quién andaba por allí con una corbata color calabaza cual semáforo intermitente? Nada menos que el mismísimo Aurelio Ayala, el auténtico, de los Ayala de El Hierro, ex director del Icfem y asesor y conselleire del presidente de la Cámara de Comercio de Las Palmas, incluida la futura delegación de Arucas; andaba afanado sacándose una foto con los directores generales de las Cajas sin Unificar, Álvaro Arvelo, de Cajacanarias, y el ya mencionado Juan Manuel García Falcón, de La Caja de Canarias. Pero ahí no queda la cosa. ¿Saben quién era el fotógrafo? Nada menos que José Sanchez Rodríguez, presidente ejecutívisimo de JSP, y de la vía láctea, que llevaba una guayabera con motivos indígenas bordados, una especie de rombos marrones a punto de cruz, que era todo un lujo. Pero, insistimos, no deja de ser un detalle el de la corbata de pasar desapercibido de don Aurelio, sabiendo que el calabaza o naranja es el color de las Facultades de Económicas y Empresariales. Es de agradecer que para la ocasión no eligiera una corbata plateada, posiblemente la que se puso para hacer la carambola que intentó a tres bandas con su asesorado: caja de aquí, caja de allá y caja rural. A mayor gloria del adanismo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha