eldiario.es

Menú

Las dimisiones también las bendice Dios

LA DE CAMPS ES EJEMPLAR; LA DE CASIMIRO, UN CHURRO

No nos apeamos de la prensa de la derechona, ni de los articulistas más almidonados camuflados en periódicos independentistas, para referirnos al controvertido capítulo de las dimisiones. La de Camps, ya sin ningún g&ea

- PUBLICIDAD -

No nos apeamos de la prensa de la derechona, ni de los articulistas más almidonados camuflados en periódicos independentistas, para referirnos al controvertido capítulo de las dimisiones. La de Camps, ya sin ningún género de dudas, pertenece por méritos propios a las benditas, a las que han adquirido rango de postura beatífica que ningún socialista u otras personas de mal vivir podrán alcanzar en su pecaminosa vida. El diario ABC lleva varios días empeñado en que dimita toda la cúpula socialista en aplicación de esa ocurrencia de González Pons sobre la chupadita que protagonizó Camps con el apreciado resultado de levitación en el momento de proclamarse "inocente". La chupadita, queremos decir, al frasco de la dimisión, añadimos de inmediato, no vaya a creerse el insigne editorialista independentista que hablamos de otras chupaditas exigidas en color verde pistacho entre timbre y timbre. Para ABC, a lo que íbamos, Casimiro Curbelo ha de abandonar la política por completo tras sus incidentes madrileños por los que a estas alturas aun no está imputado, exigencia que ni por asomo se le hace a Paco Camps, que no solamente mantiene su acta de diputado y su condición de aforado, sino que para él se reclaman desde el mismo periódico compensaciones futuras en forma de grandes reconocimientos institucionales. Dan por descontado que el señor Camps no va a sufrir condena por corrupción, ¿o en realidad ese dato es insignificante?

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha