eldiario.es

Menú

La firmeza de una sentencia firme

GONZÁLEZ ARROYO SE MOSQUEÓ CUANDO SE LO DIJIMOS

El marqués de las dunas, que es diputado regional además de empresario de éxito muy atareado, se empeñó desde el inicio de la entrevista en afirmar que su última condena no es firme, aunque haya sido dictada

- PUBLICIDAD -

El marqués de las dunas, que es diputado regional además de empresario de éxito muy atareado, se empeñó desde el inicio de la entrevista en afirmar que su última condena no es firme, aunque haya sido dictada por el Tribunal Supremo. González Arroyo sostenía en directo que no son de aplicación las medidas disciplinarias de su partido porque, además de la falta de firmeza, el delito por el que ha sido condenado no era doloso. Las dos cosas eran falsas porque la condena es firme y el delito de intrusismo fue doloso. Se lo indicó en directo el director de CANARIAS AHORA, Carlos Sosa, lo que provocó en el marqués tal ataque de ira que bastó dejarlo solo para que sacara de dentro ese demócrata educado que siempre ha tenido. "Sinvergüenza", "manipulador", "mentiroso"... fueron algunos de los epítetos que empleó su señoría contra el periodista, sin rebatir ni una sola vez el argumento principal: condenado en firme por delito doloso es igual a expulsión del partido. Otra cosa es que no lo quieran echar, pero ése es un problema del PP.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha