Opinión y blogs

eldiario.es

De la guerra al encierro

LA REALIDAD QUE ES ASÍ

Por poco nos cuelgan de la punta del Muelle Grande cuando este martes publicamos que la UD Las Palmas tenía complicada la ayuda de La Caja (y de cualquier institución financiera), a menos que negocie con sus acreedores los embargos pendientes. Algu

- PUBLICIDAD -

Por poco nos cuelgan de la punta del Muelle Grande cuando este martes publicamos que la UD Las Palmas tenía complicada la ayuda de La Caja (y de cualquier institución financiera), a menos que negocie con sus acreedores los embargos pendientes. Algunas voces del consejo de administración se levantaron más de lo habitual para declarar la guerra a la entidad crediticia sin mirarse los papeles y sin escuchar a la parte contratante. Veinticuatro horas después la cosa es distinta: La Caja tiene razón y lo que hay que hacer es lo que ya vienen intentando desde hace un tiempo los nuevos gestores, esto es, negociar con calma y tabaco. No obstante, este consejo tiene sus cosas simpáticas, como anunciar que se encierran en la sede del club para protestar contra el mundo, que les ha hecho así y por eso son rebeldes. Por cierto: tenemos constancia visual, sonora y sensorial de que el primero que mandó parar aquella inconsciente declaración de guerra fue el mismísimo Manuel García Navarro a la puerta de un conocido restaurante de Las Palmas. Para que luego digan.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha