Opinión y blogs

eldiario.es

Una guía de Santa Cruz

CÓMO MOLA DE LO ENROLLADA QUE ES

Un atento y curioso lector nos envía algunos sugerentes y atractivos pasajes de la guía turística de Santa Cruz de Tenerife que ha editado la Sociedad para el Desarrollo de la ciudad, un invento del alcalde, Miguel Zerolo, que debe estarle dando m

- PUBLICIDAD -

Un atento y curioso lector nos envía algunos sugerentes y atractivos pasajes de la guía turística de Santa Cruz de Tenerife que ha editado la Sociedad para el Desarrollo de la ciudad, un invento del alcalde, Miguel Zerolo, que debe estarle dando muy buenos resultados, por lo que podemos intuir. La guía en cuestión contiene joyas para los coleccionistas dignas de mención en estas páginas tan atrevidas. Por ejemplo, en la página 5 se dice que "el nombre de Santa Cruz deriva del madero que los castellanos trajeron consigo...", lo que lleva rápidamente a concluir que hay que encargar una investigación que nos aclare a) el destino concreto de ese madero, si se trajo para despeñar guanches o para una mesa camilla; b) ¿era acaso ese madero en cuestión un pasma castellano que ya venía sugiriendo la necesidad de una guanchancha ad hoc?; c) ¿tan encantador era el madero en cuestión que se prestó a dar nombre a la capital cuatrienal del archipiélago? Pero hay más. Dice la guía que "nos atacaron [a Santa Cruz, no a ATI] ejércitos de muchos confines (...) incluso la Armada británica, con el almirante Nelson al frente". Obsérvese la bahía santacrucera y calcúlese la cabida para dar entrada a tanto buque a la vez, teniendo en cuenta que eran monocascos, sí, y que no había refinería también. Un abuso en todo orden. Más: en la página 18 se dice que el monumento de la Plaza de España "está compuesto por una cripta en la que descansan los restos de las víctimas de esta guerra". Vamos a ver, si el cementerio de Santa Lastenia tiene tantos problemas, que contraten al cerebro que hizo esa joya donde, por lo que parece, hay enterrados un millón de paisanos en el increíble espacio de 30 metros cuadrados. Y un remate, para no abusar. En la misma página se recoge que la Alameda de La Marina se reservó en sus primeros tiempos "para los paseos de la burguesía santacrucera y las interpretaciones de la banda municipal". Añádanse las presentaciones en sociedad y el nuevoriquismo, y piensen sólo en ATI. ¿Qué? ¿A que coincide?

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha