eldiario.es

Menú

Que se jodan los pobres

NO ES UN PAÍS PARA INMIGRANTES NI PARA NO PUDIENTES

El toro se ha convertido para los más exaltados de la derecha española en un símbolo de españolidad, entendida ésta como la prevalencia de una ideología sobre el resto, de una visión del país

- PUBLICIDAD -

El toro se ha convertido para los más exaltados de la derecha española en un símbolo de españolidad, entendida ésta como la prevalencia de una ideología sobre el resto, de una visión del país basada en valores como el macho ibérico (separado de las chicas en los colegios privados y en los concertados que pagamos entre todos), los toros, el Real Madrid, la pura raza frente al inmigrante, el culto a lo puramente hispano y el desprecio por cualquier minoría, especialmente las étnicas, las homosexuales, las religiosas? y los menos pudientes. Los pobres están ciertamente jodidos en este país. Y si son pobres y además inmigrantes bien harían en darse por muertos. Las sucesivas medidas del Gobierno de Mariano Rajoy en materia de educación, de sanidad y de desempleo solo apuntan en la dirección de que se salven los que han tenido la suerte de nacer españoles y en el seno de familias pudientes que puedan hacer frente a las vicisitudes económicas de sus vástagos. Lo aprobado este viernes en el Consejo de Ministros sobre el llamado Plan Prepara, los famosos 400 euros a los parados que agotan sus prestaciones, no solo es una tomadura de pelo a los millones de votantes del PP, sino un insulto a los desempleados que vuelven a ser señalados por el Gobierno como caraduras que no quieren trabajar o que no hacen el menor esfuerzo por conseguir un puesto de trabajo en una economía sumida en una brutal recesión.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha