eldiario.es

Menú

Lo jodido que es zafarse de la casta

El portavoz de Sí se Puede se lanza contra el petróleo y el gas y termina reconociendo que es accionista de DISA

El mismo día del medio estriptis de Monedero, Fernando Sabaté cuenta que ha habido encuentros con Podemos en “iniciativas internacionalistas en América Latina”

Ofrecemos a nuestros lectores en versión abierta la intervención del jefe de Prensa de Soria, Juan Santana, en la Comisión de Control de RTV

- PUBLICIDAD -
Fernando Sabaté, en la entrevista en Mírame TV.

Fernando Sabaté, en la entrevista en Mírame TV.

Mear contra el viento nunca ha reportado beneficios. Lo saben los políticos más viejos del lugar, la mayoría de ellos hartos de ver meadas las perneras de sus pantalones al pretender hurgar en el ojo ajeno con la paja que se torna viga ante el espejo. Por prescripción facultativa y porque doctores tiene la iglesia, no vamos a entrar a analizarles la rueda de prensa de Juan Carlos Monedero de este viernes en Madrid. Pueden encontrar muchas versiones en eldiario.es y en toda la prensa hispana. Eso sí, parece evidente que Monedero ha tenido que sentarse a degustar la misma medicina que tanto él como el núcleo duro de Podemos, y acto seguido toda su organización territorial, han pretendido que se trague la tradicional clase política española, más conocida en el argot como “la casta”. Por aquí también tenemos nuestros monederos, no se vayan a creer, y este mismo viernes descubrimos uno gracias a una de esas magníficas entrevistas a las que nos tiene acostumbrados en Mírame TV el periodista David Cuesta. Haciendo bueno ese adagio que preconiza que esta profesión no se inventó para hacer amigos, Cuesta entrevistó a Fernando Sabaté, portavoz autorizado de Sí se Puede, sin dejar en el tintero ninguna pregunta, incluidas por supuesto las más incómodas. En la vertiente puramente política, Sabaté desmintió las operaciones que han vinculado a su organización con una toma traumática de Podemos en Tenerife aunque reconoció que algún contacto previo hubo con el “núcleo fundacional” de Podemos, particularmente porque ha habido muchos roces en el pasado por coincidir en “algunas iniciativas internacionalistas en América Latina”. Y paramos en este punto bolivariano no vayan a acusarnos de escribir al dictado del PP.

 

 

 

Contra el gas, desde dentro

 Fernando Sabaté es un valor de la izquierda más inconformista de Tenerife al que se atribuye la autoría de un informe en el que Sí se Puede evaluaba los pros y los contra de integrarse y/o desintegrar a Podemos, lo que le valió a esa organización que una parte de los podemistas más de a pie la metieran sin recato en la misma talega de la casta. Con perdón. Fue en ese escrito de Sabaté en el que se descatalogaba con desprecio al veterano Santiago Pérez, al que sin embargo se le rendía el tributo propio del político temido por la misma coherencia que a algunos podía faltarle en el momento de la crítica. Al entrevistar a Fernando Sabaté, el periodista David Cuesta le devolvió la ofensa sin pretenderlo. Primero lo preparó preguntándole su opinión sobre el gas y las renovables, sabedor de que las respuestas que iba a recibir serían las propias de la izquierda: “La introducción del gas es un despropósito que va a retrasar el imprescindible desarrollo y la introducción de las renovables; necesitamos un nuevo modelo energético que no pasa ni por el petróleo ni por el gas”. La satisfacción que pudo haberle producido una respuesta tan severa le duró a Sabaté un mísero segundo, porque la siguiente pregunta fue un mazazo: ¿Tiene Fernando Sabaté acciones en la empresa DISA? “No, vamos a ver, yo personalmente no las tengo; mi padre recibió una parte de sus retribuciones en forma de acciones, (…) pero es muy poca participación”. El caso es que uno de los representantes de la izquierda más reputada a este lado del río Pecos terminó reconociendo ante el periodista que su padre creó en su momento una empresa instrumental para, a su muerte, poder ceder a sus hijos su importante patrimonio (tanto mercantil como inmobiliario) de manera que se pudiera sortear muy olímpicamente cualquier impuesto de sucesión al uso. (Aquí nos volvimos a acordar de Monedero, sin que podamos explicarnos por qué). El entrevistador, tras explicarle que DISA es la empresa de mayor facturación en Canarias, miró a Sabaté a los ojos y le volvió a preguntar: “¿Pero tiene o no acciones en DISA?”. Y la respuesta fue apoteósica: “Sinceramente creo que no, no sé si alguna parte de las acciones propiedad de mi padre, pero en todo caso sería una participación [societaria] insignificante”. Entre las numerosísimas sociedades en las que participa su padre, y consecuentemente sus hijos a través de su mercantil instrumental, figura Gas y Progreso SL, que seguramente no tenga como objeto social el impulso a los parques temáticos de Disney.

 

Juan Santana, en acción

 El vídeo que les presentamos está levemente editado. Les hemos ahorrado a ustedes las intervenciones inocuas de los diputados que forman parte de la Comisión de Control de Radiotelevisión Canaria en el Parlamento de Canarias, reunida el jueves para evaluar a los candidatos al consejo rector de la nueva era de nuestro señor. Sólo hemos mantenido la intervención de Román Rodríguez, portavoz del Grupo Mixto, el único que tuvo la dignidad de echarle en cara al jefe de prensa del PP que no reúne ninguno de los requisitos para ser miembro del de ese nuevo órgano, nacido tras la ley recientemente aprobada. Los demás, cáscaras de lapas, incluida la portavoz socialista, que lo único que hizo, en clara contradicción con la abstención que le ordenaron, fue felicitar a Juan Santana por su (penosa) intervención. En el mundillo del periodismo y de la industria audiovisual de las Islas no se hablaba este viernes de otra cosa que no fuera esta mala reposición en serie B de la universidad de la vida que nos habían prometido superar con la nueva ley de RTVC. Les rogamos que presten especial atención a la importancia que el porteador del neceser de Soria da a su etapa como DJ de los 40 Principales, a sus viajes al Camel Trophy y a lo bien que le ha ido en la vida haciéndose a sí mismo. Ya les advertimos que es necesaria un poco de concentración que permita completar las frases o reconstruirlas para su correcta interpretación. Porque en su experiencia autodidacta, tampoco lo llevó dios por el camino de la gramática. De la oratoria mejor ni hablar.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha