Opinión y blogs

eldiario.es

Dos llamadas de teléfono

ANTONIO, QUE NOS TIENEN RODEADOS

Rápidamente José Manuel Soria tomó el mando de la situación y telefoneó al delegado del Gobierno, Antonio López, pidiéndole ayuda. Ya la tenía allí porque había un destacamento de la Unidad de Intervención Policial, a cuyo jefe también te

- PUBLICIDAD -

Rápidamente José Manuel Soria tomó el mando de la situación y telefoneó al delegado del Gobierno, Antonio López, pidiéndole ayuda. Ya la tenía allí porque había un destacamento de la Unidad de Intervención Policial, a cuyo jefe también telefoneó Soria en persona. Soria, Cardona, Jorge Rodríguez y Miguel Jorge Blanco hablaban de "cabecillas exaltados" y de "riesgo de nuestra integridad física", cuando lo que había en la puerta es lo que tradicionalmente ocurre por aquí en situaciones como ésta: un grupo de pacifistas cabreados por el embolado en el que nos ha metido el PP y su corneta Aznar. Al final, tras mantener a sus agricultores invitados un buen rato arriba perdiendo el tiempo, todos bajaron y no hubo el menor incidente.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha