eldiario.es

Menú

Tres meses de obras

O SEA, QUE EMPEZARON SIN LICENCIA

- PUBLICIDAD -

Desconocemos cómo funcionarán las instituciones en Finlandia, pero desde luego estamos seguros de que ninguna obra, por pequeña que sea, comienza sin que el promotor tenga en su mano los correspondientes permisos. En el caso de Angry Birds, y a tenor de lo declarado por los responsables de la compañía promotora el día de la inauguración, las obras comenzaron tres meses antes, es decir en agosto de 2013, sin haber ni siquiera solicitado formalmente la licencia de obra mayor al Ayuntamiento de Mogán, solicitud que tiene entrada en las oficinas municipales el 12 de septiembre acompañada del proyecto del arquitecto José Luis Rivero Comas, visado por el Colegio de Arquitectos el 6 de septiembre, lo que nos conduce necesariamente a concluir que las obras se iniciaron sin que ni siquiera el proyecto estuviera formalmente regularizado. También es de septiembre, concretamente del día 4, el visado del proyecto de instalación eléctrica del ingeniero técnico Santiago Henríquez Álamo, pero ya las obras estaban en curso. Es el 8 de octubre, y en asuntos de urgencia, cuando la Junta de Gobierno de Mogán, bajo la presidencia del inigualable alcalde Francisco González, aprueba otorgar licencia a Holidays Club Resort, es decir, dos meses y medio después de que las obras estuvieran en ejecución. No consta en el expediente que ningún inquieto policía local procediera a expedientar unos trabajos que se estaban desarrollando sin exhibir en su exterior el correspondiente cartel de "al menos 70 centímetros de altura por 100 de largo, con fondo blanco y letras negras" con los datos básicos: número de licencia, identidad del promotor, nombre del arquitecto y periodo de ejecución. Así lo exige en su punto 4 la licencia otorgada al promotor, por la que se supone que ya habrá ingresado a las arcas municipales la estratosférica cantidad de 5.449,57 euros, correspondiente al Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), como consta igualmente en la autorización concedida el 8 de octubre. Y un dato más para completar este pintoresco panorama: el arquitecto técnico municipal que el 23 de septiembre emite informe técnico favorable a la concesión de la licencia se llama Manuel Fraga. Rodríguez, por más señas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha