eldiario.es

Menú

Del móvil a la sopladera

EL CONCEJAL PORTUENSE LUIS MIGUEL RODRÍGUEZ VUELVE A HACER DE LAS SUYAS

Érase un hombre a un móvil pegado, y no se apellida Quevedo. Lwes hablamos de Luis Miguel Rodríguez, todavía concejal del Partido Popular en el Puerto de la Cruz, donde lleva un mandato de lo más florido y ocurre

- PUBLICIDAD -

Érase un hombre a un móvil pegado, y no se apellida Quevedo. Lwes hablamos de Luis Miguel Rodríguez, todavía concejal del Partido Popular en el Puerto de la Cruz, donde lleva un mandato de lo más florido y ocurrente. No contento con liquidar el convenio colectivo de funcionarios que se manifestaron en la plaza de Europa como nunca habían hecho en la historia rechazando su gestión y sus métodos, fue descubierto con una facturación telefónica tan desorbitada que el mismísimo ABC, tan poco proclive a criticar a las honradas gentes de la derecha, le dedicó una entrada primorosa, reproducida en todas las dependencias del consistorio portuense. En la hoja de servicios del edil, además de un episodio de transfuguismo, figura también una denuncia por presuntos malos tratos que fue retirada para supuesta tranquilidad del concejal popular que paseó sus incoherentes y débiles explicaciones por todas las televisiones locales de ese norte tinerfeño, donde no salían de su asombro.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha