eldiario.es

Menú

Los peninsulares, unos gandules

DON PEPITO Y SU REFORMA LABORAL

- PUBLICIDAD -

Hablando de don Pepito y de su editorial de este domingo. Magnífica su aportación a la política laboral que debería legislar el Gobierno: la culpa es de los trabajadores, que no trabajan, especialmente los peninsulares, porque el pueblo canario es "laborioso" y por culpa de "los vagos que nos colonizan está condenado a pasar hambre". El más dicharachero editorialista de Barrio Sésamo da por acabada la crisis en todo el mundo excepto en España por la sencilla razón de que "en ese país [España] no se produce porque no se trabaja. Desde enero hasta diciembre solo se piensa en fiestas y puentes". Debe ser que los trabajadores canarios son muy laboriosos menos los de Editorial Leoncio Rodríguez, con los que don Pepito negocia drásticas reducciones de plantilla y de salarios que lo traen por la calle de la amargura. De ahí esta afirmación de este domingo: "La Metrópoli no solo se lleva nuestro dinero por la vía de los impuestos; también arruina a las empresas canarias haciendo que los trabajadores tengan más derechos que los empresarios. Malísimos trabajadores a los que no se puede despedir sin que se arruine el propio empresario. La empresa es madre sufriente. Empresa y trabajadores es un absurdo matrimonio en sociedad de gananciales". Don José desoye los consejos de sus ejecutivos de cerrar unidades de negocio que resultan ruinosas y, para evitarse el sonrojo de tropezárselos coincidiendo con la confirmación de sus presagios, los despide con cajas destempladas. Esos despidos deberían regularse en una nueva reforma laboral para que el empresario no sufra trastornos. Con perdón.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha