Opinión y blogs

eldiario.es

Por poco, otro periodista

AL FINAL SE LO PENSÓ (Y SU EMPRESA LO DISUADIÓ)

No es Larry Álvarez el primer periodista de tronío que ingresa en la política a batirse el cobre. No. Hay muchos más, como se podrán imaginar, que esta es profesión de culoinquietos y la política muy golosa. Quizá el paradigma de periodista (

- PUBLICIDAD -

No es Larry Álvarez el primer periodista de tronío que ingresa en la política a batirse el cobre. No. Hay muchos más, como se podrán imaginar, que esta es profesión de culoinquietos y la política muy golosa. Quizá el paradigma de periodista (accidental) metido a político (profesional) sea José Carlos Mauricio, que ya no debe acordarse del noble oficio de juntar letras después de tanto tiempo metido a otros menesteres. Para estas elecciones, además de Larry, las listas electorales estuvieron a puntito de contar con uno que sí es un verdadero profesional de la comunicación. Lo tentó Lorenzo Olarte, el hombre se lo pensó, consultó con su almohada, con su señora esposa... y cuando estaba casi a punto de decir que sí, consultó con su empresa (ya saben, que si una excedencia, que si unos servicios especiales) y ahí fue cuando le disuadieron de no bajar a la arena política. Así que Olarte se quedó sin un candidato periodista y la empresa periodística (audiovisual por más señas) mantiene al profesional. Y aquí no ha pasado nada.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha