Opinión y blogs

eldiario.es

La piña que no pudo ser

GABRIEL MATO QUISO OBSEQUIAR CON UNA A CADA PRESIDENTE

Estaba especialmente relajado y simpático el presidente del Parlamento, al que acompañaban en el ágape los miembros de la Mesa de la Cámara y los portavoces parlamentarios. Barragán no paraba de bromear acerca de lo maduro que anda un pacto entr

- PUBLICIDAD -

Estaba especialmente relajado y simpático el presidente del Parlamento, al que acompañaban en el ágape los miembros de la Mesa de la Cámara y los portavoces parlamentarios. Barragán no paraba de bromear acerca de lo maduro que anda un pacto entre el PSOE y el PP, mientras se reía mucho Cristina Tavío y Alcaraz no abandonaba su flemático semblante. En los corrillos se habló de todo, pero lo más simpático fue el cuento de Gabriel Mato acerca del regalo de Navidad que pretendió hacer a los presidentes de los parlamentos autonómicos. Lo planeó desde marzo pasado y, dada su ascendencia palmera, quiso enviar un racimo de plátanos a cada uno. Sin embargo, dada la imposibilidad de que por la época y por el transporte llegaran en estado óptimo, optó por una caja con productos típicos de las Islas. Hubiera estado bien una foto de un propio con un racimo al hombro entrando por la Asamblea de Madrid en pleno diciembre. A que se lo apropia Bermúdez.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha