eldiario.es

Menú

Y se pregunta por qué ahora

¿SERÁ PORQUE EL POSIBLE DELITO PRESCRIBÍA?

La prudencia política no es la principal virtud que adorna al número 2 del PP canario, Manuel Fernández, que suelta a borbotones todo lo que piensa sin someterlo al test de sus propios intereses procesales. El hombre no se con

- PUBLICIDAD -

La prudencia política no es la principal virtud que adorna al número 2 del PP canario, Manuel Fernández, que suelta a borbotones todo lo que piensa sin someterlo al test de sus propios intereses procesales. El hombre no se considera inocente sino que asegura que no será condenado, que no es lo mismo aunque lo parezca. Y ya metido en el jardín, dice Fernández que si Lyng (el fallecido dueño de Anfi) hubiera querido hablar con Soria, no habría tenido por qué invitarle a un viaje de placer. Cierto. Pero como lo invitó a un viaje de placer, ahí tenemos el tomate, Manolillo. Para el diputado autonómico y alto cargo del grupo Anfi del Mar, suena muy raro que la denuncia se presentara ahora. "El acto del viaje fue hace tres años, ¿por qué se denunció ahora?, ¿por qué no se hizo entonces?", se preguntó inocentemente este jueves. Lo volvemos a explicar, a ver si ahora hay suerte y se nos escucha en la última fila: porque el presunto delito de cohecho, en su grado menor, prescribe justo a los tres años, plazo que teóricamente se cumplía en agosto de 2008, cuando fue presentada la denuncia ante la inacción de todos los que conocían el trapicheo y la ausencia de investigación de oficio. Si hay más preguntas, ya saben, a formularlas, que aquí estamos para servirles.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha