Opinión y blogs

eldiario.es

Los primeros cuernos

EN LA GUERRA DE LA CÁMARA NADIE SE FÍA

Todavía no se había terminado de secar la tinta del acuerdo sellado entre la Plataforma Cámara de Comercio y el sector empresarial afín al núcleo duro del Puerto de La Luz, cuando empezaron las primeras sospechas de infidelidades. Ya saben que p

- PUBLICIDAD -

Todavía no se había terminado de secar la tinta del acuerdo sellado entre la Plataforma Cámara de Comercio y el sector empresarial afín al núcleo duro del Puerto de La Luz, cuando empezaron las primeras sospechas de infidelidades. Ya saben que para la gente de la Plataforma hay determinados personajes antaño vinculados a Suárez Gil, que no gustan nada. De ahí que no se hayan creído, por ejemplo, que Paco Palero sea persona de fiar, por mucho que ahora reniegue a lo grande del presidente de la Cámara de Comercio, con el que ha compartido muchas alegrías. Del mismo modo, tampoco se fían de Peláez Castillo, que sin embargo ha podido demostrar un poquito menos de oportunismo, en apariencia. Precisamente por esas reticencias, algún comunicóloco soltó con antelación suficiente a la prensa que Palero y Peláez no contaban con el calor portuario, de modo que se desbloquearan las reservas de la Plataforma. Y tras el desbloqueo, la firma. Pero enseguida llegaron los cuernos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha