Opinión y blogs

eldiario.es

El puro de Manuel Suárez

PONERSE EN EL CENTRO ENTRAÑA CIERTAS DIFICULTADES

Pero ese afán de José Manuel Soria por presidir con banda, escuadra y gastadores hasta las asambleas de su comunidad de vecinos, si hubiera o hubiese lugar, también le han acarreado al hombre algunas desagradables situaciones. Por ponerles tan só

- PUBLICIDAD -

Pero ese afán de José Manuel Soria por presidir con banda, escuadra y gastadores hasta las asambleas de su comunidad de vecinos, si hubiera o hubiese lugar, también le han acarreado al hombre algunas desagradables situaciones. Por ponerles tan sólo un ejemplo, les acercamos lo ocurrido en el referido derbi grancanario de hace una decena de días, en el Municipal de Vecindario. Soria sentó sus reales entre los dos presidentes de los clubes rivales, dispuestos a disfrutar de un encuentro entre equipos a los que el Cabildo ayuda muy merecidamente. En esto que Manuel Suárez, presidente del Vecindario, enciende el consabido habano, tan propio de situaciones como la de autos, con tan mala fortuna que la brisa reinante llevaba el humo al hocico mismo del presidente Soria. En más de una ocasión, éste le rogó un respetito de no fumador ("Manolo, el puro", le decía), hasta que calentó tanto al presidente sureño que se levantó y, en vez de cambiarse de butaca, marchó a su coche a por más puros. "En mi casa me van a decir lo que puedo hacer", le oyeron decir. Todo un carácter, don Manuel.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha