Opinión y blogs

eldiario.es

¿Y el salmón?

LYNG NI LO MENCIONA, LO QUE NOS DESCONCIERTA

En sus anuncios, Björn Lyng elude mencionar la raíz de su error inicial con la operación Anfi Tauro, que no es el proyecto en sí ni su legítimo derecho de conseguir sacarlo adelante. Su primer error fue pensar que aquí estamos en una república

- PUBLICIDAD -

En sus anuncios, Björn Lyng elude mencionar la raíz de su error inicial con la operación Anfi Tauro, que no es el proyecto en sí ni su legítimo derecho de conseguir sacarlo adelante. Su primer error fue pensar que aquí estamos en una república bananera y que hay que agradar a los políticos de turno para que las cosas caminen en las administraciones públicas. Por eso invitó a Soria a viajar en su jet privado a Salzburgo y a Noruega, donde pescaron salmón, olvidando que esa invitación y la aceptación correspondiente le hubiera costado en Noruega el puesto al primero y el honor empresarial al segundo. Respetamos los ochenta años de edad del señor Lyng y su tesón, pero coincidirá con nosotros que nuestro pecado ha sido contar los errores que ha tenido cuando ha tropezado con lo público. Que en lo privado no nos metemos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha