eldiario.es

Menú

La soledad del líder

SORIA SE REFUGIA EN SU BÚNKER, JUNTO A LARRY

Ni siquiera los más viejos del lugar recuerdan que dentro del PP canario haya habido jamás tanta contestación al líder. Hace muchos meses que había susurros de desaprobación, críticas muy veladas al mo

- PUBLICIDAD -

Ni siquiera los más viejos del lugar recuerdan que dentro del PP canario haya habido jamás tanta contestación al líder. Hace muchos meses que había susurros de desaprobación, críticas muy veladas al modo altanero y arrogante de gobernar las instituciones, de promover demasiados negocios privados desde lo público. Pero en las últimas semanas esos susurros han empezado a ser clamor y esas veladas críticas, conversaciones abiertas y celebradas a plena luz del día. "Soria lo está pasando mal", es el comentario más repetido por los que lo han visto estos últimos días, y en lugar de reconocer errores y adoptar posturas audaces que transmitan algo de optimismo a los suyos, ha optado por encerrarse en su búnker con la sola compañía de su fiel Larry Álvarez, el único político que ha decidido unir su destino (en lo local) a lo que decida su líder. No a lo que decida el partido, insistimos, sino a lo que decida Soria. Ni siquiera Jorge Rodríguez, tan cercano para otras complicidades, es bien acogido en esos ámbitos tan reducidos. De él, del ex concejal de Urbanismo, del hombre que ofreció La Favorita tres veces más barata de lo que Soria pagó por ella siendo alcalde, dice el líder que es "un engominado que ya no nos sirve para nada". El inicio del ocaso.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha