eldiario.es

Menú

El sumiso silencio de Carlos Sánchez

FUE A ÉL QUIEN CAMBRELENG SEÑALÓ COMO AUTOR DE UN INTENTO DE SOBORNO

La sentencia publicada este jueves por CANARIAS AHORA en la que se absuelve a Francisco Benítez Cambreleng en la demanda civil de protección del honor (sic) interpuesta por Soria, deja a dos con los glúteos in the air

- PUBLICIDAD -

La sentencia publicada este jueves por CANARIAS AHORA en la que se absuelve a Francisco Benítez Cambreleng en la demanda civil de protección del honor (sic) interpuesta por Soria, deja a dos con los glúteos in the air. En primer lugar, al mismísimo vicepresidente del Gobierno, que vuelve a ser noticia por sus chafalmejadas en los tribunales, en lugar de por sus gestiones para resolver los problemas de los canarios. Pero también queda como un auténtico tragaldabas el portavoz del PP en el Cabildo de Gran Canaria, Carlos Sánchez, que fue al que Benítez Cambreleng señaló implícitamente como autor de un intento de soborno para que este incómodo testigo del caso del Grupo Europa callara o, en el peor de los casos, cambiara su testimonio para salvar a los imputados del PP, particularmente al ex portavoz parlamentario Jorge Rodríguez. Ha pasado un año y un mes y Carlos Sánchez permanece escandalosamente callado, como un puturrú de fuá. Porque si a alguien se le imputó un delito fue a él y no a Soria, como recoge muy bien la sentencia, y Sánchez ni se ha querellado ni se le espera porque ya ha pasado el año de prescripción. Cargará toda la vida con la acusación de haber grabado a Cambreleng y, a mayor abundamiento, haberlo intentado sobornar para engañar a la Justicia. Y ya no puede quejarse, así que, a seguir callado para siempre, como hacen los discretos y leales palanganeros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha