Opinión y blogs

eldiario.es

No venía a por la recaudación

NI TRAÍA RECADO DEL VENENO

Los vaqueros del lugar y los llegados de los pagos isleños se acongojaron un poco. Los dueños de ranchos y haciendas pensaron inmediatamente que el Pistolas venía a recaudar: era viernes y cada viernes el hombre hace gira en compañía inse

- PUBLICIDAD -

Los vaqueros del lugar y los llegados de los pagos isleños se acongojaron un poco. Los dueños de ranchos y haciendas pensaron inmediatamente que el Pistolas venía a recaudar: era viernes y cada viernes el hombre hace gira en compañía inseparable de el Veneno, otro que tal baila, al que tradicionalmente acompañó siempre para llevarle el maletín. Un maletín en el que se introducen las recaudaciones previo compromiso adquirido por ambos porteadores. Pero no venía a eso, ni siquiera a por la recaudación del local. Tenía día libre, aunque pareciera impensable, y lo que quería era divertirse. Jenny, la rubia platino, se dio cuenta con sólo verlo entrar y fue directamente a por él: "El dinero no es suyo, pero se nota que maneja", dijo a su compañera Jessica, que en esos momentos trataba de quitarse de encima al único cliente que no paraba de montar tremendo tinglado al grito de "Vivan las caenas". Nadie lo entendía, y pocos le reían la gracia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha