eldiario.es

Menú

Suspendido el juicio contra un cibernauta acusado de acosar a menores

La magistrada entiende que el juicio se debe celebrar con la presencia de todas las testigos y tras resolver la petición formulada por la defensa para que clarifique la prueba a practicar

- PUBLICIDAD -

El juicio que se sigue contra un hombre acusado de acosar sexualmente a varias menores a través de internet ha sido suspendido hasta localizar a varias testigos y resolver el tribunal qué prueba practicar, según ha acordado este miércoles la magistrada del Juzgado número 2 de lo Penal de Las Palmas de Gran Canaria.

La magistrada entiende que el juicio contra Guillermo S.R. se debe celebrar en un mismo acto, con la presencia de todas las testigos y tras resolver la petición formulada este miércoles por la defensa para que clarifique la prueba a practicar, en relación al auto de 20 de junio, que se dictó después de solicitar la nulidad de las actuaciones en una primera vista celebrada en 2014.

Ese auto, según entiende la defensa, anuló las escuchas telefónicas que se efectuaron por vulnerar el derecho fundamental al secreto de las comunicaciones y todas las actuaciones derivadas de estas, por lo que este letrado cree que toda la prueba es nula salvo la referida a la declaración de la primera denunciante del caso, que acudió a la policía en enero de 2011.

Según el defensor, sería un "fraude de ley" admitir a las testigos citadas en la vista y que también se consideran víctimas del acusado porque a ellas se llegó a partir de la prueba anulada.

El abogado también entiende nulo el registro practicado en el domicilio del acusado y las direcciones de correo obtenidas a partir de esas escuchas policiales anuladas porque no contaron con la autorización judicial pertinente.

El fiscal de delitos informáticos José Antonio Díaz entiende, sin embargo, que el auto no anula a estas testigos ni todas la actuaciones policiales, porque entiende que hubo una infracción legal pero no una vulneración de derechos fundamental, que solo afecta a las escuchas telefónicas.

La abogada de la acusación particular, que representa a la primera denunciante, además sostiene que existen pruebas válidas para enjuiciar al acusado porque fueron obtenidas por una ampliación de denuncia de su defendida y sí contaron con autorización judicial.

Según esta letrada, el acusado obligaba a las menores a desnudarse y masturbarse ante la cámara web, y, en el caso de la menor a la que representa, esta fue acosada sexualmente a los 15 años durante varios meses por aquel, que la amenazó con difundir sus imágenes si no hacía lo que le pedía.

El procesado se enfrenta a cuarenta años de prisión por once delitos continuados de agresión sexual, un delito de tentativa de agresión sexual, un delito de grabación de imágenes sexuales de menores y otro de tenencia de pornografía infantil.

En la causa figuraba también otra acusación particular que representaba a ocho de las menores supuestamente acosadas y que pedía una pena de 73 años de prisión, si bien el letrado de estas ha comunicado hoy al tribunal su renuncia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha