eldiario.es

Menú

Un acusado de maltratar e intentar matar a su pareja dice ser la víctima

El procesado, que se enfrenta a una pena de 19 años de cárcel, dice que su excompañera ideó un plan para "hacer creer que la iba a matar" porque "quería la custodia" de la hija de ambos

- PUBLICIDAD -
El hombre acusado de maltratar e intentar asesinar a su expareja tras salir de prisión, durante el juicio celebrado este martes en la Audiencia de Las Palmas. EFE/Elvira Urquijo A.

El hombre acusado de maltratar e intentar asesinar a su expareja tras salir de prisión, durante el juicio celebrado este martes en la Audiencia de Las Palmas. EFE/Elvira Urquijo A.

Un hombre acusado de maltratar e intentar asesinar a su expareja tras salir de prisión ha afirmado este martes ante la Audiencia de Las Palmas que era ella quien le maltrataba y que ella ideó un plan para hacer creer que la iba a matar porque quería la custodia de la hija de ambos.

La expareja, sin embargo, ha afirmado que no es cierto que Alexis C.S. le hubiera pedido la custodia de su hija, ni que ella le maltratase, y ha dicho que sentía "pánico" del procesado, quien intentó acabar con su vida la noche del 17 de marzo de 2013, cuando se presentó en casa de su madre con la excusa de que le había llevado "un regalo" por su cumpleaños.

Según han relatado en la primera sesión del juicio la expareja y su hijo mayor, fruto de una relación anterior, el procesado les insultaba y pegaba a ambos.

El joven, que hoy tiene 19 años, ha señalado que su padrastro era una persona agresiva, que "siempre tenía que tener la razón", y que su madre sentía pánico de él.

Por su parte, la madre de la denunciante ha testificado que ella sorprendió al acusado el 17 de marzo de 2013 cuando intentaba retorcer el cuello a su hija en el salón de su casa.

El procesado, con condenas anteriores, una de ellas por un delito de amenazas y de daños a su expareja, se enfrenta a una pena de 19 años de cárcel como presunto autor de un delito de tentativa de asesinato, otro de maltrato habitual y de coacciones y dos de quebrantamiento de condena, uno de ellos de forma continuada, según reclaman tanto el Ministerio Público como la acusación particular, frente a la absolución que pide su abogada.

Según las dos acusaciones, el procesado inició en 1999 la relación sentimental con la denunciante y desde el comienzo dio muestras de un comportamiento violento, lo que motivó que en más de una ocasión la expareja se refugiara con sus hijos en casa de su madre.

La expareja denunció por primera vez al acusado en 2009 por un presunto delito de lesiones en el ámbito familiar, aunque después la retiró porque creyó que había cambiado y por el miedo que sentía hacia él, e incluso volvieron a convivir juntos hasta que se repitieron las muestras de violencia.

En 2011 el acusado fue condenado a ocho meses de prisión tras amenazar a su pareja y quemarle su coche, y además se le prohibió acercarse a la víctima durante 4 años y 16 meses.

Según la denunciante, el acusado, tras salir de la cárcel, entre octubre de 2012 y marzo de 2013, quebrantó de forma continua la condena, pues se personaba en su domicilio cuando quería y la llamaba por teléfono de forma continua, hasta que intentó acabar con su vida.

Así mismo, una vez que ingresó en prisión provisional el 17 de marzo por los hechos que se juzgan, le envió varias cartas desde la cárcel, pese a la prohibición que tenía de comunicarse con ella, una acción que el acusado ha explicado que se debía a que estaba bajo los efectos de la droga.

La víctima, debido a la situación vivida, presenta sintomatología depresiva y un trastorno de estrés postraumático por el episodio vivido en la casa de su madre la noche del 17 de marzo.

El juicio que celebra la Sección Segunda de la Audiencia de Las Palmas continuará este miércoles con la declaración de los peritos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha