eldiario.es

Menú

El acusado de abusar sexualmente de una anciana defiende que la cuidaba "como si fuera su madre"

El acusado y su mujer que vivían en casa de la anciana en la capital grancanaria, porque estaban a cargo de su cuidado, se enfrentan a una pena de 18 y 4 años de prisión

- PUBLICIDAD -

El hombre acusado de maltratar y violar a la anciana a la que cuidaba ha negado hoy ante la Audiencia de Las Palmas los hechos que se le imputan y ha asegurado que durante el tiempo que estuvo a su cargo, en el primer semestre de 2013, la trató con respeto y "como a su madre".

El acusado y su mujer,  E.V.U. y Y.V.C.M., que vivían en casa de la anciana en la capital grancanaria, porque estaban a cargo de su cuidado, se enfrentan a una pena de 18 y 4 años de prisión, respectivamente, según la petición provisional del fiscal, que acusa también a la esposa del procesado de un delito de maltrato habitual y otro de lesiones.

La condena para ambos podría ser mayor si prospera la petición inicial de la acusación particular, que atribuye además al matrimonio un delito de vulneración de la intimidad porque grabaron con el móvil a la anciana, hecho por el que reclama 3 años y 6 meses de cárcel para cada uno.

El abogado de la defensa solicita la absolución de los dos acusados, que han negado ser los autores de unos hechos que comenzaron a investigarse después de que la mujer ingresara en el Hospital Doctor Negrín, el 5 de junio de 2013.

En el centro, los médicos advirtieron hematomas en su cuerpo y el ano bastante dilatado y la paciente contó que sus cuidadores la golpeaban y que el acusado la había violado, según han declarado los policías que intervinieron en el caso, quienes también han señalado que en su relato manifestó cosas incoherentes.

Los dos acusados han referido que los hematomas que presentaba la anciana se debían a que tenía la piel delicada y problemas de circulación, por lo que con cualquier roce o presión enseguida aparecían moratones en su cuerpo.

En cuanto a las agresiones sexuales relatadas por la anciana, el acusado ha manifestado que obedecen a "desvaríos propios de su edad" y ha afirmado que "jamás haría eso" y que siempre se la trató con respeto, porque "les daba cobijo y comida en su casa" a él y a su mujer. Y, sobre las grabaciones con el móvil, ambos han dicho que fueron autorizadas por las hijas de la señora.

Las tres hijas de la anciana han declarado al tribunal que cuando comenzaron a advertir los hematomas de su madre pensaron que eran porque se caía de la cama o con el taca-taca.

Así mismo, han señalado que, al principio, atribuyeron a problemas mentales los "monstruos que le atacaban por la noche", según decía la anciana, que también contaba que su cuidador la violaba cuando se iba a trabajar su mujer, quien combinaba su trabajo en la casa con otros empleos esporádicos.

Las tres hijas han afirmado que tenían plena confianza en el matrimonio, por lo que era difícil creer que un hombre de 40 años violara a una mujer de 86, si bien comenzaron a tener sospechas de que algo extraño estaba sucediendo y tenían pensado instalar una cámara para averiguar lo que ocurría, que después no fue necesario porque su madre falleció el 17 de junio en el hospital por causas ajenas a este procedimiento penal.

El juicio, que celebra la Sección Sexta de la Audiencia Provincial en la Ciudad de la Justicia, continuará mañana con la prueba pericial.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha