eldiario.es

Menú

Santa Rita Rita

Quienes apartaron a Rita Barberá del PP para que no les manchara, ahora han montado una mascletá en su honor. Su fallecimiento no puede servir para blanquearla a ella pero les sirve a algunos para blanquearse a sí mismos la mala conciencia.

29 Comentarios

- PUBLICIDAD -
f

El debido respeto a la muerte de Rita Barberá no justifica el panegírico a su figura política ni los honores públicos que se le están rindiendo. No los merece. Merecía un juicio que ya no se celebrará que dirimiese su implicación en la trama de blanqueo y financiación ilegal de su partido, pero no es merecedora de elogios ni de respeto institucional quien dirigió una alcaldía en la que todos sus miembros han sido imputados ni quien se burló de los familiares de las víctimas del accidente del metro de Valencia. La muerte no te hace mejor, sólo te mata.

Han sido precisamente sus ex compañeros de partido los que han montado una mascletá en honor a la senadora a la que obligaron a apartarse del PP para que no les manchara. Anteayer la evitaban en la Cámara para no verse señalados y hoy la convierten en "la alcaldesa de España" y prócer de la patria. Su fallecimiento no puede servir para blanquearla a ella pero les sirve a algunos para blanquearse a sí mismos la mala conciencia.

Desde el ministro de Justicia al de Educación pasando por Celia Villalobos no se han conformado con el homenaje póstumo y han tenido la indecencia de señalar a la prensa como responsable de una “cacería” que ha provocado el malestar que la ha llevado a la muerte. Hay que tener muy poca vergüenza para acusar del fallecimiento de Barberá al periodismo por publicar sus presuntas corrupciones y sus probados despilfarros.

Dice el ministro de Educación que, “allá donde esté”, Rita nos perdonará a los periodistas y ciudadanos que la hemos criticado. De sus pecados terrenales no se acuerda, pero la ha visto sentada a la derecha del Padre iluminándonos con su infinita misericordia. El caloret del momento le hace olvidar que no es un ministro de dios sino del gobierno. Es él quien parece que necesita perdón porque ha reconocido que tenía que haber llamado más a su amiga en sus horas bajas. Ésa es la cuestión. Se sienten culpables de haberla abandonado y buscan culpabilizarnos a los demás. Pero la única responsable de su depresión y de su situación era la propia Barberá.

Fue ella quien despilfarraba el dinero público y cargaba gastos de partido a las arcas de la alcaldía, quien aceptaba bolsos de Louis Vuitton, quien abandonó su coche en el garaje del ayuntamiento durante años como si fuera su casa, quien gastó una millonada en coches oficiales, quien se pasó 54 días sin pisar el Senado donde la aforó Rajoy o quien dirigía el PP de Valencia mientras se pitufeaba para financiar el partido en B. Piden respeto para quien no lo tuvo con los ciudadanos ni con sus vecinos muertos en el metro de Valencia. El respeto no lo da la muerte, se gana en vida.

Por eso es improcedente dedicarle un minuto de silencio en el Congreso. Entiendo que sus compañeros muestren sus condolencias en el Senado. Punto. Pero en el Parlamento, donde se le ha negado a otros como a Labordeta y es muy poco habitual, hacerlo con una senadora es un distinción inmerecida, innecesaria e interesada. El problema no es que Unidos Podemos se haya ausentado, el problema es utilizar las instituciones de este país para distinguir a políticos que las han deshonrado. España debe dejar de dignificar a quienes representan el despilfarro y la corrupción.

Para eso está el PP que ya ha empezado la canonización de Barberá. La han hecho mártir, la han ascendido a los cielos y acabarán subiéndola a los altares: Santa Rita Rita, lo que se da no se quita. No le vamos a quitar en su muerte nada de lo que fue en vida, un ejemplo de lo que no debería ser nunca la política.

JUEVES A LAS 10H EN WWW.CARNECRUDA.ES, CIES, RAZONES PARA SU CIERRE.

Recuerda que este programa es solo posible gracias a ti.
Difúndelo y, si puedes, hazte Productor o Productora de #CarneCruda.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha