eldiario.es

Menú

El amor del derecho, del revés y de todas las maneras

La aceptación de la homosexualidad ocupa el nuevo especial literario

Librerías, cómics, consejos literarios y un nuevo concurso de microrrelatos

- PUBLICIDAD -
Luisge y Silvia Herreros

Luisgé Martín y Silvia Herreros

Luisgé Martín y su autobiografía sentimental, El amor del revés, han sido los protagonistas de nuestro programa de noviembre. La metamorfosis de un muchacho de 16 años que juró que nadie sabría que era homosexual, y que, a día de hoy, vive felizmente casado con otro hombre.

Una evocadora novela sobre la búsqueda del amor, la melancolía de la adolescencia perdida y la aceptación de la homosexualidad. Lucidez, romanticismo, verdad y sabiduría a tutiplén.

LA ENTREVISTA

Hemos hablado de cómo la historia de España se asemeja a la progresiva salida del armario de Luisgé: la ranciedad de los colegios de curas, la mentalidad “apocada”, la ocultación de lo no “normal”, la homofobia extendida, mayormente, entre los propios hombres… Le preguntamos qué ha aprendido en este viaje: “que la vida es una mierda”. Demasiados disfraces, demasiados vericuetos para descubrir, al final, que el amor es válido de todas las maneras.

EL CONSULTORIO DE LA LECTORA FRANCIS

Para el primer oyente, deseoso de ser un “padre molón”:

Matar a un ruiseñor de Harper Lee (Harper Collins Ibérica, 2015, traducido por Belmonte Traductores)

Ganadora del premio Pulitzer en 1961 y hoy, un clásico con el mejor padre de la historia de la literatura: el gran Atticus Finch.

Un hombre que enseña a sus hijos la tolerancia a todos, sean de cualquier color o creencia; el respeto a los desfavorecidos y a los mayores; y sobre todo, la excelencia del verdadero valor: atreverse a transmitir los pensamientos de uno aunque no sean los de la mayoría. Como dice él, “Ser la misma persona en casa, que en la calle”. Porque son tus actos y tu mente quienes tienen que estar en paz; no tú con los demás.

La segunda consulta era de una chica que había sufrido un leve ictus y que nos pedía ayuda para superar una “crisis lectora monumental”, debido a que le cuesta mucho mantener la atención durante un largo tiempo.

Cartas a Louise Colet de Gustave Flaubert (Siruela, 2003, traducido por Ignacio Malaxecheverría)

Las misivas que el autor de Madame Bovary escribió a su amante, una poetisa madura, entre 1846 y 1855. Las cartas de ella no se conservan con lo que el lector ha de reconstruir las réplicas de este diálogo perdido. Carta a carta, presenciamos una trama de pasión, riñas, reflexiones sobre la vida, el arte, la escritura… Atisbos breves del alma de este gran escritor.

Mercedes Cebrián,  El malestar al alcance de todos (Caballo de Troya, 2004)

Una colección mixta de 14 relatos breves y 11 poemas, tanto sublimes como tronchantes: el retrato de una sociedad que se mueve entre el malestar y la ironía. Un espejo de las distintas maneras en las lidiamos con la mediocridad.

Contemplaciones de Franz Kafka (Barataria, 2015, traducido por José Antonio Bravo).

Su primer libro, compuesto de cuentos, reflexiones, aforismos. Historias de enorme profundidad contadas en muy pocas palabras: cosa que se agradece, porque las demás las tienes que poner tú. Un libro de estos que lees tres líneas, suspiras, reflexionas y ya está. Literatura en su estado más puro.

Tres libros con textos breves pero tan colmados de significado, que no se echa de menos leer más. Aquí escriben Flaubert, Cebrián y Kafka, y escriben los lectores con su interpretación de sus palabras.

EN BUSCA DE LA LIBRERÍA PERDIDA

Hoy nos hemos acudido, en plan Indiana Jones, a la llamada de solidaridad de una de las librerías más longevas de la capital: la Librería Rafael Alberti, en la Calle Tutor, barrio de Chamberí. La semana pasada sufrieron un siniestro que por suerte solo ha dejado daños materiales, como nos ha contado su carismática propietaria y librera: Lola Larumbe. 

BASADO EN HECHOS REALES

Os pedimos que sacarais a la luz otros secretos de la transición, más “Victoria Prego’s secrets” y este fue el relato ganador:

Cada vez lo hacía menos, pero de vez en cuando todavía se entretenía sacándolas de su vitrina,  limpiándoles el polvo y dejándolas de nuevo en su sitio. Le recordaban a los buenos viejos tiempos.

    Después de tantos años la mayoría seguramente serían inservibles, con la película dañada, pero aún así las conservaba. Al fin y al cabo les debía gran parte de su prestigio profesional.

    Siempre se había preguntado cómo era posible que todo el mundo hubiera creído durante tanto tiempo que ella, una simple periodista, había sido capaz de sustraer a los medios que le pagaban esas exclusivas tan suculentas.

    Seguía guardando las cintas, todas ellas vírgenes, porque cada una de ellas le recordaba una pequeña mentira de la Transición.

¡Enhorabuena a Raúl Fernández Torregrosa!

EL CLUB DE LOS LECTORES HAMBRIENTOS

Una detective inesperada de Kerry Greenwood (editada en la colección Nuevos Tiempos de Siruela, y traducida por Pepa Linares).

El primer volumen de las aventuras de la detective australiana Phryne Fisher que por fin nos llegan en castellano y que han arrasado en los países de habla inglesa. De trama ágil y entretenida, todo sucede en el Melbourne de los años 1920s y aparecen esposas envenenadas, comunistas exaltados, bailarines rusos, policías corruptos, médicos ilegales y el misterioso Rey de las Nieves, dealer de cocaína entre las familias más acaudaladas de la ciudad… Bueno, en su versión original, de hecho, la novela se titula “Cocaine Blues”…

El título en castellano alude más a la detective inesperada que es Phryne Fisher, una investigadora fuera de lo común: listísima, millonaria, sexy, dueña de un guardarropa envidiable, pasional, defensora de las causas perdidas y feminista flagrante. Cosa que mola mucho. Phryne es una heroína entre clásica y moderna cuyos objetivos son luchar contra los malvados… demostrar su superioridad femenina, ligar todo lo posible y, en general, divertirse. De hecho, su lema es “La vida es fantástica”. Y lo maravilloso de esta novela es que te convence de ello; porque además de entretenerte, te alegra la vida.

Tiene un punto de humor elegante y sutil muy en la línea de la otra recomendación de hoy: la que se considera como la primera novela policial o detectivesca inglesa.

La piedra lunar de Wilkie Collins (1868); (Alba Editorial, Traducción de Catalina Martínez).

Una narración epistolar en la que se investiga el robo de un diamante legendario, los misterios de la adicción al opio y lo divertidas que pueden ser las distintas versiones de lo sucedido, según quién las cuente. Para muchos, La piedra lunar es la precursora de la novela moderna de suspense. Hoy al hablar de este término solemos pensar en la descripción de Alfred Hitchcock de la bomba debajo de la mesa. Pero Collins nos dejó otra definición de suspense muy interesante: “Hazles reír, hazles llorar pero sobre todo, hazles esperar”. O sea SUSPENSE= HUMOR + TENSIÓN NARRATIVA.

Y justo esto –humor e intriga- tienen mis dos recomendaciones de hoy: Una detective inesperada de Kerry Greenwood y La piedra lunar de Wilkie Collins. Ideales si buscas un entretenimiento inteligente.

Un Cuento Propio, que tiene dos volúmenes ya y que está en  plena campaña de crowdfunding para producir el 3. Es un disco que contiene canciones y cuentos basados en mujeres de la historia que, oh, sorpresa, han quedado relegadas. Desde la matemática Ada Lovelace hasta la Comandanta zapatista Ramona pasando por la fotógrafa Vivian Maier o la periodista Concepción Arenal: escuchando Un Cuento Propio conoces un montón de historias increíbles sobre mujeres reales.

Y como, además, el 25 de noviembre se celebra el Día contra la Violencia Machista, y sabemos que la prevención es fundamental y tener referentes de buen trato en nuestras ficciones, os dejamos con una muestra de Un Cuento Propio, el reggae "Vamos a querernos bien" de Camila y Pandora Mirabilia.

Además, Luisgé Martín nos ha dejado su recomendación para el Club de los Lectores Hambrientos:  Andarás perdido por el mundo, del escritor burgalés Óscar Esquivias, publicada por Ediciones del Viento, 2016.

NUESTRO PROPÓSITO DE ENMIENDA: LA CARTA DE LOS TRADUCTORES

El mes pasado recibimos una carta firmada por un grupo de traductores: nos pedían que por favor citáramos al traductor/a en la referencia bibliográfica de los libros que recomendamos. “un dato que interesa al lector puesto que ese traductor es el artífice de quien depende que pueda conocer fidedignamente al escritor y su obra. Los traductores no nos hemos librado de los efectos de la crisis económica, sufrimos recortes en las tarifas y plazos cada vez más ajustados. Y cuanto menos consciente sea el lector de la labor indispensable del traductor, más posibilidad tienen las empresas editoriales de escatimarnos las condiciones laborales dignas que todo trabajador se merece”.

Tienen toda la razón y nos sumaremos a su lucha, mencionando siempre a los traductores, que recrean las obras en nuestro idioma para que podamos disfrutar de ellas.

¡Gracias por la llamada de atención, queridos traductores!

¡Y hasta aquí llegamos, hasta muy pronto, lectoras y lectores! ¡Volvemos en diciembre! Mientras, puedes seguir nuestras noticias en Twitter en el hashtag #TomoYLomo

Recuerda que este programa es solo posible gracias a ti.
Difúndelo, y si puedes, hazte Productor o Productora de #CarneCruda.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha