eldiario.es

Menú

La Asociación de Vecinos de Sagrada Familia denunciará la tienda-museo del Barça

El local, situado delante del templo, vulnera el Plan Especial de ordenación de los establecimientos comerciales destinados a la venta de recuerdos aprobado por el Ayuntamiento de Barcelona

La entidad vecinal exige al regidor del Eixample, Gerard Ardanuy, que ordene el cierre de la tienda. En caso contrario, llevará el caso a la fiscalía a finales de diciembre o principios de enero

- PUBLICIDAD -
La tienda del Futbol Club Barcelona. /ENRIC CATALÀ

La tienda del Futbol Club Barcelona. /ENRIC CATALÀ

El contencioso que enfrenta la Asociación de Vecinos de Sagrada Familia con el regidor del distrito del Eixample, Gerard Ardanuy, por la apertura de una tienda de souvenirs del Barça delante del templo expiatorio podría acabar en los tribunales. Según la entidad vecinal, la tienda-museo, inaugurada a finales del mes de agosto, vulnera el Plan Especial de ordenación de los establecimientos comerciales destinados a la venta de artículos de recuerdos aprobado por el Ayuntamiento de Barcelona para intentar evitar el monocultivo comercial en los alrededores de la Sagrada Familia.

La asociación de vecinos presentó el pasado 8 de octubre una denuncia en el distrito por la concesión de la correspondiente licencia de actividad a la tienda, ubicada en el tramo de la calle Mallorca afectado por el plan de urbanización el templo expiatorio que amenaza las viviendas de 3.000 vecinos, y exigió a Ardanuy el cierre de la misma “mientras no se adecue a la normativa del Plan Especial” que se aplica en el sector del barrio delimitado por las calles Rosselló, Padilla y Nàpols y la Avenida Diagonal. De momento, desde el distrito no se ha dado ninguna respuesta y la entidad vecinal estudia ahora llevar el caso a la fiscalía. La denuncia se podría presentar a finales de diciembre o principios de enero.

Si bien es cierto que este Plan Especial supone en la práctica una moratoria en este tipo de comercio, también incorpora alguna excepción que está provocando la apertura de nuevos establecimientos, como es el caso de la tienda del Barça, para disgusto de los vecinos del barrio. “Quedan excluidos de la regulación de este Plan Especial los locales destinados a la venta de artículos de recuerdos o souvenirs situados en el interior de establecimientos sociales, culturales o centros de culto (museos, bibliotecas, salas de exposición, salas de conciertos, Iglesias) siempre que los artículos guarden relación con la actividad del establecimiento”, se establece en el artículo 7.

Según el responsable de urbanismo de la Asociación de Vecinos de Sagrada Familia, Joan Itxaso, el distrito del Eixample ha otorgado la licencia a la tienda del Barça de la calle Mallorca 406 utilizando esta excepción y obviando intencionadamente la segunda parte del articulado, que es la que hace referencia a los metros cuadrados máximos dedicados a la venta. “Por la aplicación de esta excepción, la superficie del local destinado a la venta de recuerdos no podrá suponer más de un 5% de la superficie total del establecimiento”, añade el artículo.

El pasado 2 de septiembre, la asociación de vecinos visitó la tienda por primera vez y comprobó que el local supera de largo la superficie máxima destinada a la venta de artículos oficiales del Barça. La tienda, gestionada por la empresa textil Galceran 2000, está estructurada en tres ámbitos: un acceso en planta baja que ocupa aproximadamente un tercio de la superficie total, una tienda de souvenirs que ocupa un 40% del espacio total y una zona museística situada en la primera planta que ocupa un 30% de superficie. “De acuerdo con los únicos datos del proyecto, la superficie total es de 430 metros cuadrados, 260 en la planta baja y 170 en la primera planta. La superficie de ventas que declara el propio promotor es de 101,4 metros cuadrados, cosa que demuestra que se está produciendo un incumplimiento grave del Plan Especial”, expone la entidad vecinal en la denuncia presentada al distrito.

El enfrentamiento entre el distrito y la asociación de vecinos por la política de hechos consumados que aplica el regidor del Eixample se volvió a poner de manifiesto en el pleno extraordinario sobre turismo que se celebró el 15 de octubre pasado y que acabó sin ningún acuerdo por el rechazo frontal de CiU y PP a las medidas propuestas por las entidades del barrio para evitar la masificación turística. Ante las quejas que el responsable de urbanismo de la asociación expuso por la falta de información y la vulneración reiterada de las normativas, Ardanuy reaccionó con dureza y avisó a Itxaso que fuera con cuidado con sus acusaciones.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha