eldiario.es

Menú

Barcelona atiende a 167 personas que malviven en asentamientos irregulares

Solo en la nave industrial ocupada de la calle Puigcerdà del barrio del Poblenou más de 100 personas han aceptado ayuda del Ayuntamiento, según el propio consistorio

- PUBLICIDAD -
Puigcerdà, 127./ MARIA ALZAMORA

Imagen del complejo fabril ocupado por más de 100 personas en la calle Puigcerdà, 127, en Barcelona./ MARIA ALZAMORA

En los últimos cinco meses, desde que el Ayuntamiento puso en marcha el plan de intervención en los asentamientos irregulares de la ciudad, se ha atendido a 167 personas. De ellas, a una veintena el consistorio les habría alojado en Centros de Primera Acogida y otros pisos a cargo de entidades locales. La mayoría de estas personas son de origen subsahariano y malviven en naves industriales ocupadas en el barrio del Poblenou.

De entre los que se han acogido al plan, según ha explicado el Ayuntamiento a Europa Press, unos 21 han empezado itinerarios de inserción sociolaboral, algunos especializados en reciclaje de materiales, dado que hasta ahora muchos de ellos se ganaban la vida recogiendo chatarra.

En el caso de la nave de la calle Puigcerdà, el asentamiento más grande de Barcelona -viven unas 120 personas según el Ayuntamiento, pero habían llegado a pernoctar casi 300 hace un año-, se ha contactado con 159 personas, aunque solo han aceptado ayuda poco más de 100. A diferencia de otros asentamientos, en este interviene la Cruz Roja desde principios de año, para repartir ayuda humanitaria, desde mantas hasta alimentos, pasando por material de higiene. 

En la nave de la calle Puigcerdà se han atendido 29 peticiones de orientación y asesoramiento mediante el Servicio de Atención a Inmigrantes y Refugiados, según informa Europa Press, y se han iniciado 13 procesos de búsqueda de trabajo. 38 ocupantes, por su parte, han recibido ayudas para vivienda, básicamente Centros de Primera Acogida y pisos tutelados. Otros 10 han sido derivados a centros sociales por casos de enfermedades o drogodependencias.

Este complejo fabril abandonado, en el que malviven decenas de personas, se enfrenta el 11 de junio a un juicio que podría derivar en desalojo, si se atiende a las peticiones del propietario. La vista ya debía haberse celebrado el pasado hace dos semanas, pero se acabó aplazando.

Sobre la creación de una cooperativa para tratar la chatarra, la actividad con la que se ganan la vida la mayoría de asentados, el Ayuntamiento asegura que está en sus planes y que actualmente está realizando estudios de viabilidad para que estas mismas personas puedan arrancar el proyecto consiguiendo la inversión necesaria.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha