eldiario.es

Menú

CATALUNYA

Decenas de miles de personas se manifiestan contra los recortes de pensiones y los "presupuestos antisociales"

La protesta de Barcelona y Girona da protagonismo a los movimientos sociales que exteriorizan su malestar ante la crisis

El desmantelamiento del sistema de pensiones atrae a la manifestación mucha gente que teme por la pérdida de este derecho

- PUBLICIDAD -
Miles de personas protestan en Barcelona contra unos presupuestos "antisociales"

Las personas mayores han protagonizado la protesta en Barcelona

Los movimientos sociales, sanidad, educación, trabajo, la defensa de las pensiones, han tomado el centro de Barcelona en una manifestación multitudinaria. Los organizadores la cifran en 200.000 personas y la Guardia Urbana rebaja la cantidad a 12.000. Lo cierto es que la asistencia ha sido muy numerosa, porque se necesita mucha gente para llenar la Via Laietana desde Urquinaona hasta la plaza de Correos, o antes, desde el cruce de Diagonal con Passeig de Gràcia hasta Urquinaona. Quizá con esta gente no se llenan dos campos del Barça pero sí que desbordarían la Plaça Catalunya.

Muchas canas a lo largo del recorrido. Mucha experiencia se agrupaba detrás de decenas de pancartas y cientos de carteles fruto del bricolaje reivindicativo. Los más de 50 colectivos de todo tipo que han organizado la manifestación han querido que fueran los movimientos sociales los que tuvieran el protagonismo. La primera pancarta con el lema "No a los presupuestos antisociales" era sostenida por miembros de entidades sociales. Había que ir hasta un tercer bloque para encontrar los sindicatos, luego omnipresentes en todo el recorrido, y sólo en la cola de la marcha se podían encontrar agrupaciones de partidos políticos.

La marcha de los Iaioflautas

Si se tuvieran que destacar grupos, los de los jubilados, con los Iaioflautas como punta de lanza, y el sector de la educación pública serían los bloques con más presencia. Pero, una multitud de agrupaciones locales, de barrios o sectoriales hacían patentes en la marcha sus reclamaciones, que enmarcaban en el rechazo radical de las políticas conservadoras aplicadas tanto en España como en Cataluña. Pero, además, las noticias de las últimas semanas han hecho que otras sensibilidades se  añadieran a la protesta, como los ecologistas de Greenpeace y muchas entidades defensoras de los derechos humanos que reprobaban el intento oficial de criminalizar la protesta social.

La manifestació contra els pressupostos al Passeig de Gràcia de Barcelona / @ProuRetallades

La manifestación contra los presupuestos en el Passeig de Gràcia de Barcelona / @ProuRetallades

Enseñanza y pensiones

Jaume Noguera llevaba una camiseta amarilla de SOS enseñanza, pero en versión invernal, de manga larga. Contesta rápido porque no quiere perder su grupo: "Por todo, estoy aquí por todo, por la enseñanza que es la base, pero por todos los servicios públicos y contra el expolio social al que estamos sometidos", indica.

A la altura de la Plaza Urquinaona una persona mayor que no da su nombre esgrime un cartel que ha confeccionado en casa: "Estoy aquí por la juventud", lo que contrasta con su edad avanzada. Responde: "No hay derecho, nos lo hemos ganado y nos lo quieren robar todo".

Lo que quizás sorprende es ver muchas personas maduras con carteles en los que se llama a la resistencia, a la lucha, como un grito dirigido a la gente que quizás se mire la situación desde la barrera. No lo hacen los Iaioflautas, con los chalecos amarillos llenos de eslóganes, con los altavoces que no paran de verter consignas y con un grupo de jóvenes que unos metros delante de su pancarta marcan un ritmo de batucada que se diría poco de acuerdo con la edad de los viejos guerreros  pero que no parece cansarlos.

Las ganas de hacer algo tienen su objetivo: contra la avalancha de medidas que los manifestantes juzgan contrarias a los intereses generales. Quizás por ello, una persona que seguro que supera los 70 años se ha hecho dueña de una farola a la que golpea sin parar con un objeto metálico y recita al mismo tiempo una frase rítmica: "PP, KK".

Los preferentistas , entre los más indignados

Entre los más aguerridos, quizá porque semanalmente se manifiestan en sus poblaciones, los afectados por las preferentes y otras operaciones de dudosa ortodoxia: "Esos de enfrente estafan a la gente", gritan situados frente a la Bolsa de Barcelona antes de empezar la manifestación.

En la acera del Passeig de Gràcia, Antonio Barcia muestra un cartel hecho en una impresora particular, con un lema : "Parado , muévete", y a la pregunta del motivo de su presencia en la manifestación, dice: "Está claro, ¿no?".

En el manifiesto oficial que se lee al final de Via Laietana , mientras todavía hay gente enfrente del Corte Inglés, en la Plaça de Catalunya, se hace referencia a los presupuestos que, en Madrid, el PP y, en Barcelona, CiU tienen previsto implementar. En un mismo paquete se considera el contenido de las cuentas públicas como una nueva acometida social. Se recuerdan los recortes en educación, sanidad, servicios públicos y se teme que dicha reforma de la Administración local suponga que aumenten las personas en paro.

Gente que ha perdido sus casas, gente expoliada por operaciones bancarias poco claras, parados y paradas, todos perdedores en la radical ruptura del acuerdo social fruto de la transición, son citados en el manifiesto. Se reclama también el derecho a decidir en especial para los trabajadores sometidos a la pérdida de derechos y al autoritarismo empresarial fruto de una reforma laboral que propicia miles de despidos arbitrarios, rebajas salariales y precariedad.

CiU, PP y ERC ausentes

Con estos contenidos no es de extrañar que no se viera ningún dirigente de ERC y CiU en la manifestación. Pocas siglas de partido y de estos, sólo de izquierdas. Los máximos dirigentes de ICV-EUiA marchan casi al final de la manifestación con parlamentarios y parlamentarias portando la pancarta: Dolors Camats, Ricard Gomà, Joan Coscubiela y Josep Nuet entre ellos. Y mucha sociedad civil, desde el Procés Constituyente hasta Ca la Dona.

También en el fondo de la manifestación desfilan grupos de trabajadores de empresas afectadas por la crisis, el nombre de Panrico es emblemático en los comentarios que se escuchan en este grupo.

En Girona, la convocatoria también ha se ha desarrollado este domingo y ha reunido a unas mil personas, que se han manifestado con el lema "Que no nos quiten el futuro" y han proferido gritos contra los recortes de pensiones y salarios.


- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha