eldiario.es

Menú

La Fiscalía de Nueva York acusa a una filial de Mediapro de soborno al vicepresidente de la FIFA

La operación fraudulenta contaría con la aprobación de uno de los copropietarios del conglomerado audiovisual presidido por Jaume Roures, de quién la fiscalía de Nueva York aún no ha revelado el nombre

- PUBLICIDAD -
El presidente de Mediapro, Jaume Roures, cree que no habrá referéndum soberanista en 2014 y descarta la independencia

El presidente de Mediapro, Jaume Roures, en una imagen de archivo

Se estrecha el cerco alrededor de uno de los grupos audiovisuales más importantes de España en el escándalo del pago de sobornos a miembros de la FIFA. Después del registro del FBI en las instalaciones del grupo Imagina -hólding resultante de la fusión de Mediapro y Globomedia- en Miami el pasado 3 de diciembre, parte de la investigación se centra ahora en la implicación de uno de los copropietarios del grupo Mediapro en Europa. La investigación incluye un presunto soborno de 3 millones de dólares a un vicepresidente de la FIFA.

Por partes. Según afirma la fiscalía de Nueva York en el escrito de acusación, durante el año 2012 la sucursal de Imagina US, Media World, y la empresa Traffic USA, hasta entonces competidoras en el mercado de derechos de la UNCAF (Unión Centroamericana de Fútbol), habrían llegado a un acuerdo para unificar sus recursos. Esto implicaría compartir los gastos y ganancias obtenidos con la compra de derechos de los partidos de clasificación de la copa mundial de la FIFA jugados por las asociaciones de la CONCACAF (Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Fútbol), incluidas las de la UNCAF.

Lo significativo del caso es que representantes de Traffic USA y Media World "acordaron pagar, y pagaron, sobornos" a varios directivos y exmiembrosde alto rango de la UNCAF y de sus federaciones, según el escrito de acusación. De esta manera habrían conseguido influir sobre las federaciones para obtener los derechos de los partidos de clasificación de la Copa del Mundo de la FIFA. El periodo en el que el tribunal del distrito Este de Brooklyn, comandado por la jueza Carol Bagley Amon, sitúa los presuntos sobornos se sitúa alrededor de 2012, justo cuando ambas compañías decidieron unificar sus recursos.

Entre los ejecutivos y consultores que participaron en esta trama estarían Roger Huguet, CEO de Media World y responsable del grupo Mediapro en América del Norte, Venezuela y Colombia. También formaría parte de esta red el brasileño Fabio Tordin, antiguo Consejero Delegado de Traffic contratado más tarde por Media World. Además, participaría del entramado uno de los copropietarios del grupo Mediapro en Europa del que la Corte de Distrito de Estados Unidos aún no ha revelado el nombre, y al que la demanda se refiere como 'Co-conspirator5'.

En el documento de la fiscalía norteamericana se menciona que alrededor del año 2012 'Co-conspirator5' viajó varias veces a Miami y aceptó en representación de Media World dividir a medias con Traffic USA un soborno de 3 millones de dólares para el vicepresidente de la FIFA, Jeffrey Webb. El objetivo sería obtener los derechos de los partidos de clasificación de la CFU (Unión de Fútbol del Caribe) para la Copa del Mundo.

Para facilitar el pago de 1,5 millones de dólares correspondiente a Media World, 'Co-conspirator5' habría instruido a Roger Huguet para que uno de los empleados de Traffic USA emitiese una factura falsa desde una de sus consultorías a una de las empresas del grupo de Mediapro en España. Alrededor del año 2013 'Co-conspirator 5' habría puesto en contacto a Roger Huguet con algunos ejecutivos de esta empresa española.

El detalle de la factura contendría un trabajo relacionado con la Copa de Oro 2013 de la CONCACAF y en su correo llevaría una copia dirigida a un alto ejecutivo del grupo Mediapro. Según la fiscalía, para facilitar este pago los conspiradores usaron varios métodos de comunicación, incluidos el correo electrónico y las conversaciones telefónicas.

En el escrito de la fiscalía están acusadas por ahora un total de 41 personas, físicas y jurídicas, con pruebas de sobornos que ascienden a más de 200 millones de dólares. En un comunicado del Departamento de Justicia de Estados Unidos de 3 de diciembre se afirma que Fabio Tordin reconoció el pasado 9 de noviembre su culpabilidad en cuatro de los cargos, tres de ellos por conspiración de fraude electrónico y uno por evasión de impuestos.

Poco después, el 17 de noviembre, Roger Huguet admitió su culpa en tres de los cargos, dos de ellos por conspiración de fraude electrónico y uno por conspiración de lavado de dinero. Cada uno ha aceptado una multa de más de 600.000 dólares. Después del anuncio de esta declaración de culpabilidad el Grupo Imagina emitió un comunicado el 4 de diciembre informando de la suspensión de sus cargos del consejero delegado y el ejecutivo de Media World implicados.

En el comunicado del Departamento de Justicia de Estados Unidos se indica que la investigación sigue abierta incluso a escala internacional,  con la implicación entre otras de la Oficina de Asuntos Internacionales y de la sede de la INTERPOL en Washington.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha