eldiario.es

Menú

CATALUNYA

La Generalitat suspende de sus funciones a los ocho mossos imputados por la muerte de Juan Andrés Benítez

El consejero de Interior anuncia que apartarán de manera "cautelar" a los agentes, "en coherencia" con lo que prometieron la semana pasada en caso de que fueran imputados

Juan Andrés Benítez murió el pasado 6 de octubre en la calle de la Aurora de Barcelona tras ser reducido y golpeado en el suelo por varios agentes de los Mossos

- PUBLICIDAD -
Imagen del vídeo de 'El País' en el que se ve como cuatro Mossos golpean a Juan Andrés Benítez.

Imagen del vídeo de 'El País' en el que se ve como cuatro Mossos golpean a Juan Andrés Benítez.

El departamento de Interior suspenderá de sus funciones los ocho agentes de los Mossos imputados por por la muerte de Juan Andrés Benítez, tras ser golpeado repetidamente por los policías el pasado 5 de octubre en el Raval de Barcelona. El consejero de Interior, Ramon Espadaler, así lo ha anunciado poco después de que la juez les haya comunicado su imputación por delitos contra la vida, contra la integridad física y moral, de obstrucción a la justicia y de coacciones.

De este modo, Espadaler dice actuar "en coherencia" con lo que prometió la semana pasada, cuando aseguró que se en caso de que fueran imputados, los agentes serían apartados del cuerpo. Se trata, en cualquier caso, de "medidas cautelares", ha incidido Espadaler. Lo que no ha aclarado es si también se les suspenderá el sueldo. En cualquier caso, con estas medidas de carácter disciplinario, inevitables dada "la gravedad de los delitos imputados", el consejero considera que actúan de forma "contundente", después de la "prudencia" -en palabras de Espadaler- que hasta ahora había manifestado su departamento a la hora tomar decisiones en el caso de la muerte de Benítez.

Ocho agentes imputados

La juez responsable del caso de Benítez, que murió tras ser reducido y golpeado por los Mossos d'Esquadra, ha citado este lunes como imputados a ocho de los agentes que participaron en el dispositivo. La magistrada considera, después de analizar el informe de la Policía Nacional y las declaraciones de algunos testigos, que los policías pudieron cometer delitos contra la vida, contra la integridad física y moral, de obstrucción a la justicia y coacciones, según el auto.

Los delitos de coacciones responden a la denuncia de algunos vecinos de que los Mossos de Esquadra les exigieron que entregaran o eliminaran sus grabaciones de los hechos. Y en cuanto a la obstrucción a la justicia, se considera que la policía pudo alterar pruebas o el contenido de los atestados.

Los ocho agentes deberán declarar en la Ciutat de la Justicia el próximo 13 de noviembre. La decisión de la juez supone un nuevo golpe al departamento de Interior, cuyo conseller, Ramon Espadaler, aseguró que tomarían medidas contra los agentes solo en caso de que fueran imputados.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha