eldiario.es

Menú

El Peso del Plomo

Patrícia Bargalló e Isak Férriz en un momento de la obra 'El Peso del Plomo'.

Muchas obras de teatro se han escrito con la guerra como trasfondo argumental, algunas de Bertolt Brecht y Shakespeare son un buen ejemplo, pero en cambio, ninguna se ha hecho sobre una de las causas principales que provocan los conflictos armados: las armas y su comercio. Esta es la temática que desarrolla el montaje teatral que se está representando estos días en la Sala Beckett de Barcelona, donde se presenta El Peso del plomo.

Un montaje de lo que primero se debe subrayar, desde el ámbito estrictamente teatral, es la espléndida dramaturgia. Excepcional es el trabajo de investigación que han hecho los autores del texto, Aleix Fauró e Isis Martín, al describir la realidad de la industria militar y de cómo funciona su comercio. Cosa nada fácil, porque explicar algo tan complicado como es un comercio tan poco transparente y hacerlo comprensible en lenguaje dramático era una tarea difícil. Pero lo consiguen y salen airosos del riesgo que comportaba, porque nunca se pierde el interés por el hilo narrativo, al contrario, va creciendo a medida que transcurre el espectáculo hasta que estalla en un final impactante.

Un espectáculo teatral que mezcla verismo y pulsión dramática, que a pesar de un cierto didactismo, que era el peligro en que podían caer los autores, poner un exceso explicativo en el comercio de armas, no lo hacen, y la historia transcurre en medio de las peripecias de una periodista que sigue la pista de traficantes de armas por el África subsahariana. Todo gracias a un excelente montaje y una buena interpretación de los actores.

Un montaje que desvela la dramática realidad de un comercio que tiene dos vertientes que hay que despejar. Una primera: la parte que es adquirida por los Estados y que representa la mayor parte de la producción de armamento en el mundo, alrededor de un 95 %. Y una segunda, que es sin duda la más significativa y a la que hace referencia el Peso del plomo, que es la parte que alimenta muchos de los conflictos armados que se desarrollan en muchas partes del planeta, especialmente en los países empobrecidos de África subsahariana o del Sudeste asiático, o de aquellos otros que sufren la delincuencia del crimen organizado, como muchos países de América Latina. Un comercio que sin sobrepasar el 5 % de toda la producción de armas mundial, es el más criminal, porque alimenta a los señores de la guerra y los grupos armados; o las bandas de narcotráfico que actúan en países que aparentemente no están en guerra, pero en cambio producen altas tasas de mortalidad en México, Venezuela, Honduras, Sudáfrica y tantos otros.

Este es un tráfico de armas desregulado, que viaje de Norte a Sur, es decir, de los países industrializados hacia los países empobrecidos; un comercio que necesita de una industria sin escrúpulos; de la complicidad de gobiernos que hacen la vista gorda; políticos y funcionarios corruptos que aceptan sobornos y que facilitan certificaciones de destino que, verdaderas o falsas, permiten se desvíen las armas hacia quienes las van a utilizar.

No hay que ir muy lejos, observamos las exportaciones de los países de la UE del último año del que se disponen datos, el 2012. La UE ha batido todos los records históricos en autorizaciones de ventas de armas, que llegan a la colosal cifra de 40.000 millones €. Las más controvertidas de estas ventas son destinadas a Oriente Próximo por un valor de 9.700 millones; al continente africano por valor de 1.600 millones. En el caso concreto de España en 2012 se vendió a Ghana un avión de transporte de tropas por 27 millones, armas cortas y cartuchos por 2,5 millones; a Egipto, aviones de transporte de tropas por 50 millones, pistolas y escopetas 103.000 €; a Arabia Saudita 21,3 millones en accesorios de aviones militares y 15 millones en munición de artillería; a Bahrein por 21,2 millones en municiones para cañones y morteros; a Libia  825.000 € en varios tipos de armas y municiones; a Irán por 730.840 € en armas y municiones; y por último, a Líbano 627.000 € en escopetas y cartuchos. No hay que analizar caso por caso, pero es bien conocido que todos estos países viven una situación interna que contradice la ley española que regula el comercio de armas, bien por violación de los derechos humanos, por inestabilidad interna, o porque son susceptibles de facilitar desviaciones hacia grupos armados.

Si se quiere conocer el drama que representa el comercio de armas y al mismo tiempo disfrutar de un excelente montaje, hay que ir a la Sala Beckett a ver El peso del plomo.

Seguir leyendo »

Estados Unidos: más militarismo para los próximos diez años

El Secretario de Defensa estadounidense, Chuck Hagel.

El mes de marzo el Departamento de Defensa de Estados Unidos publicó el Examen Cuatrienal de la Defensa (Quadrienal Defense Review). El contexto actual es diferente del que había en 2010 cuando se elaboró el anterior QDR. Ahora, el contexto está marcado por la retirada progresiva de tropas de Irak y de Afganistán y por la resistencia de los republicanos a aprobar los distintos presupuestos fiscales de la administración Obama, que dibuja un escenario con la posibilidad de embargo presupuestario.

De este nuevo contexto se deriva la necesidad de reequilibrar las fuerzas armadas después de más de 12 años de guerra a gran escala, en las guerras de Irak y Afganistán, y de planificar la política militar para los próximos años ante un posible embargo en un entorno fiscal incierto.

Así la QDR 2014, por un lado marca las prioridades y las necesidades de la política de defensa norteamericana y otra, alerta de los peligros para la seguridad norteamericana que, según el Ministerio de Defensa, podría suponer un recorte presupuestario.

Seguir leyendo »

Turquía: ¿de la República secularizada al autoritarismo islamista?

Un cartel con una fotografía del Primer Ministro turco, Recep Tayyio Erdogan.

Durante las elecciones generales de noviembre de 2002, los escándalos de corrupción y el colapso de la economía turca supusieron la pérdida consumada de los partidos de centro-derecha, traspasando el poder al partido AKP (Partido de la Justicia y el Desarrollo) con cerca del 34% del voto popular. El AKP fue fundado por el aun presente primer ministro Recep Tayyip Erdoğan a sólo 15 meses de las elecciones generales, presentado a la opinión pública como la alternativa política económica con pragmatismo y flexibilidad ideológica. Desde ese momento, Erdoğan ha gozado de un apoyo electoral in crescendo con un 47% en 2007 y un 50% en 2011 y ha estado en el poder desde 2002, gobernando Turquía más tiempo que cualquiera de los otros primeros ministros desde que el país se convirtió en una democracia multipartidista en 1950. Además, el AKP ha originado una ruptura dentro del equilibrio de las élites tradicionales (militares, empresarios, periodistas) defensores del laicismo kemalista, contrapuestas a la provinciana clase media emergente islamista (principalmente de Anatolia) que se reafirma formando parte de la nueva élite política, derivando en una polarización de la sociedad turca nunca divisada en la historia de la República.

Ante este panorama político social, las elecciones municipales del 30 de marzo y las del 28 de agosto del presente 2014 pueden considerarse como un referéndum sobre el liderazgo del partido en el gobierno ya que, para el AKP, ofrecen una oportunidad para fortalecer su posición en el período previo a las elecciones parlamentarias de 2015, teniendo en cuenta que, en medio de una feroz lucha por el poder entre Erdoğan y el clérigo islámico con sede en EE.UU. Fethullah Gülen, éste último ha sido acusado de llevar a cabo una campaña indecente basada en publicaciones anónimas de grabaciones de audio que implican al primer ministro, a sus familiares más cercanos y funcionarios de alto rango en asuntos de corrupción política. Ante esta situación, Erdoğan ha negado cualquiera de las  actividades fraudulentas alegando que se trataba de un complot político contra él, al igual que Gülen desmintió la participación en la divulgación de las grabaciones gubernamentales secretas. Consecuentemente, el 21 de marzo, la TIB (Autoridad de Telecomunicaciones de Turquía) bloqueó el acceso a Twitter y una semana después a YouTube, alegando que las grabaciones filtradas de forma anónima avergonzaron al gobierno del primer ministro. Afortunadamente, después de que el Constitucional declarara ilegal el bloqueo de las redes sociales sumado a la presión de la comunidad internacional y la sociedad turca, Erdoğan cedió y acató el dictamen de la máxima instancia judicial.

El 30 de marzo la confusión reinó durante el recuento de los votos, resultando en cuantiosas denuncias por fraude electoral. Fuera de las oficinas del gobierno local del distrito sudoriental de Ceylanpina, cerca de la frontera con Siria, cientos de manifestantes fueron dispersados por la policía antidisturbios con gases lacrimógenos y cañones de agua. En la provincia sureña de Osmaniye también hubieron protestas provocadas por los rumores de una supuesta quema de las papeletas y el hallazgo de boletas impresas con votos a favor del CHP (Partido Republicano del Pueblo) y el MHP (Partido de Acción Nacionalista) en bolsas de basura en seis escuelas donde había ganado el AKP. Los acontecimientos concluyeron con al menos seis muertos y 13 heridos por enfrentamientos en distintas localidades del país.

Seguir leyendo »

China, tendencias en transferencias de armas

Policías paramilitares chinos durante una maniobra antiterrorista.

Este mes de marzo el SIPRI ha hecho público su informe anual sobre exportaciones mundiales de armas 2013. Del mismo podemos destacar una consideración general, el final de la guerra fría supuso una bajada en la demanda de armamento, demanda que ha aumentado a partir de los atentados del 11-S y de la generación de nuevos riesgos y amenazas a la seguridad occidental. Pero a diferencia del gasto militar, el incremento en las exportaciones de armamento no ha alcanzado los niveles del periodo de la guerra fría.

El mercado mundial de armamento viene marcado por tres zonas productoras: Estados Unidos, Rusia y la Unión Europea. Alrededor del 90% de las exportaciones de armas provienen de Estados Unidos, Rusia y la Unión Europea y se reparten el mercado en aproximadamente un 30% respectivamente. Por países, los 5 principales exportadores en el 2009-2013 han sido Estados Unidos, Rusia, Alemania, China y Francia. Los cinco son responsables del 74% del total de armas exportadas. La gran novedad de este quinquenio es que China ha ascendido a la cuarta posición, reemplazando a Francia. China lentamente está entrando con fuerza en el mercado productor y por tanto, exportador de armas, aunque todavía está lejos de conseguir valores significativos respecto a Estados Unidos que acapara el 29% del mercado o Rusia el 27%, pero sí está muy cerca de Alemania, con el 7% y China el 6%. Las exportaciones chinas del 2009-2013 representan un aumento del 212% respecto al 2004-2008. En conclusión, China se ha convertido en un rival importante en el mercado mundial de armas, lo que representa que sus esfuerzos en desarrollo tecnológico armamentístico dan sus frutos y explican su creciente papel como país exportador.

Como vendedor, suministra armas a países con ingresos medios y bajos. Las tres cuartas partes de sus exportaciones tuvieron como destino tres países: Pakistán (47%), Bangladés (13%) y Myanmar (12%). Con importancia inferior, destacar países compradores de armas chinas como Turquía, Marruecos o Indonesia. Cabe señalar la presencia de Turquía como cliente chino, ya que es un país perteneciente a la OTAN y que históricamente ha sido cliente norteamericano y europeo, en concreto de Alemania y Francia, y en cambio ahora compra sistemas de misiles tierra-aire a China.

Seguir leyendo »

Activismo accionarial a las entidades bancarias

El presidente de BBVA, Francisco González.

El 14 de marzo se celebró la junta anual de accionistas del Banco BBVA en Bilbao y, como cada año desde 2009, desde las campañas Banca Armada y BBVA Sin Armas, participamos con una acción de activismo accionarial.

El activismo accionarial consiste en aprovechar las propias estructuras de la empresa multinacional como plataforma para dar a conocer, públicamente, la cara más oscura de sus negocios. En el caso de la campaña Banca Armada ( Setem, ODG y Centro Delàs d'Estudis per la Pau), la participación de los activistas en las juntas de los bancos se utiliza para denunciar ante los consejos de administración, los accionistas y los medios de comunicación, las implicaciones que tiene su empresa en el ciclo armamentístico, desde la financiación de la fabricación de armas hasta la financiación de la exportación.

La acción no sería posible sin la aportación de decenas de accionistas que ceden a la campaña, la representación en la junta, de sus acciones. En el caso del BBVA, este año 2014, las intervenciones de los activistas en la junta han estado apoyadas por 280.000 acciones cedidas.

Seguir leyendo »

El Derecho Internacional y la Ley del más fuerte

El Secretario de estado norteamericano, John Kerry y Ban Ki-Moon, Secretario de la ONU.

A estas alturas, debería estar claro para todo el mundo que existen dos varas de medir por lo que se refiere al uso de la fuerza en las relaciones internacionales. Para la mayoría de los estados del mundo rige el ius ad bellum (el derecho a la guerra) prescrito en la Carta de la ONU y cuyas normas más elementales son la prohibición del uso unilateral de la fuerza por parte de los estados (con la única excepción de la legítima defensa ante un ataque armado) y la aceptación de su uso multilateral siempre que se lleve a cabo con la autorización previa del Consejo de Seguridad. Pero para Israel, EE.UU, sus aliados de la OTAN y ahora también Rusia (tras la anexión de Crimea), dicha prohibición puede ser ignorada sin que hacerlo tenga consecuencias graves.

Esos estados pueden invadir países, ocuparlos militarmente y/o derrocar sus gobiernos sin que los mecanismos sancionatorios previstos en la Carta de la ONU les puedan ser aplicados. Simplemente, la ley internacional no va con ellos porque, como los antiguos monarcas absolutistas respecto a las propias leyes que ellos mismos promulgaban, se sitúan por encima de ella. En realidad, la misma estructura de la ONU, con un órgano ejecutivo que otorga un derecho de veto a EE.UU, Francia, Gran Bretaña, China y Rusia, ya presupone ese doble rasero. La Carta de San Francisco puede ser acusada de injusta pero no de hipócrita.

Algo similar ocurre con el ius in bello (el derecho de la guerra, es decir, el conjunto de normas juridicas que intentan regular la conducta de las fuerzas armadas en el transcurso de los conflictos bélicos). El mecanismo más efectivo que se ha instituído para exigir su cumplimiento es la Corte Penal Internacional, pero, como todos sabemos, EE.UU, Israel, Rusia o China no son parte de su tratado constitutivo y, por tanto, sus dirigentes no pueden ser juzgados ante dicho tribunal.

Seguir leyendo »

La educación, sin armas

Miembros de la campaña "Desmilitaritzem l'Educació" durante la protesta en el interior del recinto.

Un año más la campaña " Desmilitaritzem l'Educació" se pone en marcha al sonido de la trompeta de los militares que ocupaban un stand en el Saló de l'Ensenyament.

Esta campaña impulsada por el Centre Delàs d'Estudis per la Pau, el Sindicato de Educación USTEC-SE y más de cuarenta entidades y diversas ONG's tiene el objetivo de denunciar la presencia del ejército en los espacios educativos de qualquier tipo.

Era viernes 14, a las 11.10 aproximadamente cuando más de diez miembros de la plataforma se preparaban a las puertas del recinto con hojas informativas para repartir, pegatinas, silbatos, megáfonos y una pancarta bien grande que gritaba “Las Armas No Educan, Las Armas Matan”. Ya bien equipados con los materiales y las ganas, empezaron con la protesta en el interior del salón. Durante la marcha se unieron varios estudiantes y otros simpatizantes con la causa. Ahora, aunque no más que nunca, pero tampoco menos, era necesario advertir a los jóvenes, madres y padres que aprovechando este momento de incertidumbre no teníamos que olvidarnos de los valores de la educación.

Seguir leyendo »

El negocio de las armas probadas en combate

Un soldado israelí patrulla por una calle de la localidad cisjordana de Hebrón

Israel se ha convertido en el mayor exportador de armas por habitante del mundo, haciendo del conflicto armado y la complicidad de otros estados su modus vivendi. Dos datos: Israel recibe anualmente en torno a 3.000 millones de dólares de ayuda militar estadounidense y exporta un 75% de su producción militar a más de cien países. Su demanda interna es insuficiente para poder sostener la industria militar necesaria para abastecer y mantener su sistema de ocupación sobre los Territorios Palestinos; un sistema basado en la fuerza militar y el control de la población a través de sistemas de inteligencia y seguridad.

En un intento de aportar información sobre hasta qué punto España está contribuyendo a alimentar la maquinaria militar israelí, el informe ‘Defensa, seguridad y ocupación como negocio’, investiga las relaciones comerciales en materia militar, de defensa y seguridad entre España e Israel.

En el ámbito de la defensa, según los datos recogidos en este informe, el Gobierno español contribuye a la financiación de la industria de guerra israelí con más de 400 millones de euros -como mínimo- con la compra de un armamento que ha sido desarrollado y probado en las numerosas operaciones militares lanzadas contra la población palestina de los Territorios Ocupados. Este es el caso de los misiles Spike (de la empresa Rafael), los Cardom (de Elbit Systems) y de los UAV Searcher (de IAI); todos ellos fabricados por estas empresas militares israelíes y utilizados en Gaza, en muchas ocasiones provocando víctimas civiles, según afirman diversas investigaciones de organizaciones e instituciones internacionales. La propia industria militar israelí destaca esta experiencia probada en combate con fines publicitarios. Las firmas fabricantes de estos sistemas de armas adquiridos por España son las principales empresas militares impulsadas para llevar a cabo la ocupación de los Territorios Palestinos y, hoy día, tres de las compañías que mayor lucro obtienen de la perpetuación de este conflicto.

Seguir leyendo »

Obama, el Premio Nobel atómico

El Presidente Barack Obama y Chuck Hagel, Secretario de Defensa.

Recientemente el Secretario de Defensa estadounidense, Chuck Hagel, decía en unas declaraciones que EEUU necesita actualizar sus fuerzas nucleares para mantener su política de disuasión nuclear. La actualización hace referencia tanto a las cabezas nucleares como los dispositivos que las transportan o las lanzan, es decir submarinos, misiles y aviones bombarderos. La oficina para el Presupuesto del Congreso de EEUU evaluaba que el coste de esta actualización sería de 355.000 millones de dólares durante los próximos 10 años. Por otra parte, el Centro de Estudios de No proliferación,la mayor ONG de EEUU dedicada al estudio de las armas de destrucción masiva, elevaba la cifra hasta 1 billón para los próximos 30 años. Esto representa un gasto previsto de 35.000 millones de dólares al año, como mínimo.

El plan de modernización incluye, entre otras acciones, la construcción de doce submarinos con misiles balísticos, una nueva flota de aviones bombarderos de largo alcance y nuevos misiles balísticos intercontinentales. Sólo la actualización de las bombas gravitatorias, que son las que se lanzan desde los aviones bombarderos (como las bombas que arrasaron Hiroshima y Nagasaki) podría costar unos 10.000 millones de dólares.

El anuncio de esta inversión en armamento nuclear choca de lleno con las famosas declaraciones hechas en Praga por el presidente Obama, en 2009, donde dijo " Declaro claramente y con convicción el compromiso de EE UU de buscar la paz y la seguridad en un mundo sin armas nucleares". Es de destacar, además, que el propio Obama, había manifestado que se podía revisar la postura nuclear de EEUU y reducir su arsenal nuclear en un tercio. Esto no reduciría su capacidad de disuasión ya que seguiría pudiendo aniquilar la vida humana sobre el planeta varias veces.

Seguir leyendo »

El escudo antimisiles de Rota

El destructor antimisiles USS Donald Cook.

José Luís Rodríguez Zapatero, en la etapa final de su mandato nos dejó un deplorable testamento: aceptación de las medidas de ajuste impuestas por la troika de la UE; reforma de la Constitución para anteponer el pago de la deuda exterior a cualquier otro gasto; aceptación de instalar en Rota (Cádiz) el Escudo antimisiles de EEUU. Testamento, del que no es menos responsable el presidente actual Mariano Rajoy, pues con él pactó Zapatero tan singulares aportaciones para el bienestar y progreso de los españoles.

De éste último, el escudo antimisiles, acaba de llegar a Rota el primer destructor de los cuatro que se han de instalar en la bahía de Cádiz, portadores de mísiles balísticos que han de interceptar los mísiles lanzados por supuestos países enemigos de EEUU y sus aliados de la OTAN, entre ellos, claro está, nosotros.

Estos cuatro destructores van dotados de un sofisticado sistema de detección de mísiles denominado Aegis BMD, al que acompañan misiles SM-3 de 160 km de alcance destinados a destruir en el aire un misil atacante. El total de marines desplazados será de 1.800 efectivos, entre la tripulación de los destructores y personal militar y, más 1.200 de personal civil.

Seguir leyendo »