eldiario.es

Menú

El Síndic constata que familias falsearon su residencia para conseguir plaza en escuelas con mucha demanda

El defensor del pueblo catalán pide expedientar a los centros concertados Súnion y Montserrat y al público Costa i Llobera por pedir incrementos de ratio sin respetar la lista de espera

- PUBLICIDAD -
escuelas infantiles

Escuela infantil

El Síndic de Greuges, el Defensor del Pueblo catalán, ha reclamado medidas disciplinarias ante los fraudes detectados en el proceso de admisión en escuelas de alta demanda de Barcelona, tras investigar el vigente proceso de admisión escolar correspondiente al curso 2017-2018. En las conclusiones de un informe presentado este jueves, el Síndic constata que ha habido "mala praxis", tanto por parte de algunos estos centros y de varias familias como también del Consorcio de Educación de Barcelona. 

El Síndic ha detectado que numerosas familias hacen cambios en la residencia de padrón meses antes del proceso de admisión de alumnado y la comprobación por parte la Policía Local demuestra muy a menudo que la familia no reside en el domicilio alegado en el proceso de admisión de alumnado, según un comunicado emitido por el Síndic.

Asimismo, el Síndic recomienda que se abra un expediente informativo a la presidencia de la Comisión de Garantías de Admisión en Barcelona y a las direcciones de los dos centros concertados analizados –Súnion y Montserrat– y el público Instituto-escuela Costa i Llobera por pedir incrementos de ratio sin respetar la lista de espera, y pide que se apliquen las sanciones correspondientes.

En el Instituto-escuela público Costa i Llobera, el Síndic solicitó datos de 27 alumnos que tenían los puntos de proximidad y no tenían hermanos en el centro y en 15 de ellos (más del 50 %) habían realizado movimientos en el padrón justo antes del proceso de preinscripción escolar.

Otro de los centros investigados es el concertado Escuela Súnion, donde el Síndic solicitó datos de 39 alumnos que tenían los puntos de proximidad y no tenían hermanos en el centro. De estos, 18 (casi el 50 %) habían realizado movimientos en el padrón justo antes del proceso de preinscripción escolar que no son evidencia de fraude.

Una vez revisados los datos del padrón, se comprobó que en más de la mitad de estos casos las familias no residían en los domicilios donde se habían empadronado durante la inscripción escolar, tras las visitas de la Policía Local.

El Síndic ha informado de que el Consorcio de Educación de Barcelona ha cerrado los expedientes sancionadores abiertos con la penalización de un único caso, que la familia ha decidido judicializar, con medidas cautelares aceptadas por el juez de permanecer en el centro hasta juicio. A pesar de que los expedientes se han cerrado, el Síndic detecta indicios fundamentados de irregularidad en 12 alumnos admitidos.

El Síndic también denuncia que el Consorcio de Educación de Barcelona ha autorizado una ampliación de 10 plazas en la escuela Súnion por encima de la ratio prevista en 1º de ESO, aunque hay centros con plazas vacantes en la zona. Según el Síndic, en estas plazas ampliadas se escolariza a 10 alumnos a los que no les correspondía por lista de espera, con la aprobación de la Comisión de Garantías de Admisión y del Consorcio. Y en el concertado Colegio Montserrat, el Consorcio de Educación autorizó ampliaciones de ratio en P3, pese a la existencia de plazas vacantes en la zona, concluye también el informe.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha