eldiario.es

Menú

European Workshops: los seminarios de la Fundació Cataluya Europa

La Fundació Catalunya Europa, bajo la coordinación de Pere Almeda y David Espiga, inició en junio de 2012 un ciclo de seminarios para debatir sobre dos grandes temas: el futuro del proyecto europeo y la transformación del modelo económico y social. Los seminarios, englobados bajo el título European Workshops, nacen con el objetivo de analizar estos dos ejes para formular un diagnóstico y aventurarse a generar posibles propuestas que permitan articular un discurso propio a partir del ideario de la Fundació.

Con la realización de estos seminarios existe también la voluntad de constituir un espacio permanente de reflexión y debate con vocación de continuidad para contribuir a generar opinión cualificada y crear un vínculo de complicidades generacionales con puntos de encuentro a nivel ideológico. En el contexto actual de crisis sistémica que vivimos nos corresponde revisar y cuestionar aspectos fundamentales de nuestra realidad política, económica y social. Es también imprescindible que aparezcan nuevos espacios de reflexión con capacidad de interpretar y tener nuevas miradas hacia los retos que condicionan nuestro progreso y las sociedades democráticas.

No habrá cambios, ni la transformación de un sistema con graves síntomas de quiebra será posible, si no aparecen ideas disruptivas que busquen modificar la orientación de los procesos actuales que erosionan la calidad y la legitimidad de la política democrática y que atentan contra los principios de cohesión y bienestar que han regido en Europa en los últimos 60 años. Los seminarios buscan retomar el relato del proyecto europeo para revisar y actualizar su vigencia e identificar algunos de los obstáculos a superar desde una perspectiva democrática y en relación a los desafíos de la globalización y la complejidad del proceso de integración. Asimismo, se quiere contribuir a repensar los fundamentos del sistema económico imperante en las últimas décadas, con el objetivo de visualizar cómo debe ser el nuevo encaje con un modelo de sociedad afianzado sobre las bases de la justicia social y la equidad.

Cada materia que se trata en el seminario quiere tener una comprensión desde una óptica europea, así como también un planteamiento propio para y desde Cataluña. Los grupos de trabajo del seminario están formados por personas procedentes del mundo académico, político, económico y de la sociedad civil con diferentes bagajes profesionales, buscando una cierta interdisciplinariedad y la confluencia de distintos perfiles para abordar de manera crítica los temas a tratar. Entre estas personas se incluye la figura de un ponente que prepara el texto a debatir y se complementa con un invitado-experto en la materia para dotar de una visión específica sobre cada tema. Los debates se producen de manera esencial y también en los espacios de discusión en una intranet propia de los seminarios. En la web de la Fundació se irán poniendo a disposición de todos los diferentes documentos de trabajo, así como los artículos producidos.

Fruto de estos seminarios deben salir un conjunto de reflexiones y propuestas que pongan sobre la mesa algunas de las posibles alternativas que se deberán emprender en los próximos años. Los seminarios quieren ser un laboratorio de ideas para formular aquellas preguntas que han de propiciar los cambios de paradigma a venir, pero que a estas alturas todavía están por concretar.

Para más información http://seminarisfce.wordpress.com/

Seguir leyendo »

La dimensión regional del principio de subsidiariedad y su aplicación práctica en Cataluña

El principio de subsidiariedad, en su definición más amplia, dispone que los problemas que puedan darse en una zona deban ser resueltos por la autoridad (normativa, política o económica) más próxima al objeto del asunto. De acuerdo con la definición del principio de subsidiariedad, reflejada en el artículo 5 del Tratado de la Unión Europea (TUE), ‘la Unión, en los ámbitos en los que no tiene competencia exclusiva, sólo interviene en caso de que y en la medida en que los objetivos de una acción determinada no puedan ser suficientemente alcanzados por los Estados miembros, ni a nivel central ni a nivel regional y local, y puedan en cambio ser alcanzados mejor, por razón de las dimensiones o los efectos de la acción proyectada, a nivel de la Unión’.

Esta publicación recoge las intervenciones que se llevaron a cabo en el Parlamento en materia de Derecho Comunitario y en el marco del principio de subsidiariedad y su aplicación en Cataluña, a mediados de septiembre de 2012.

La presidenta del Parlamento de Cataluña, Núria de Gispert, considera en el prólogo de esta publicación que "se hace evidente la voluntad de mejorar efectivamente los mecanismos existentes, al igual que emergió la consideración de que convendría un nuevo impulso en un ámbito en el que también hemos sido pioneros. "Y al mismo tiempo, añade que" no podemos prever cuál será el estatus político y constitucional de Cataluña a medio plazo "y que, por tanto," Cataluña necesita y quiere ser bien presente en todos los debates que se suscitan y se suscitarán en la política y en la sociedad europeas”.

Seguir leyendo »

Financiación alternativa en la era digital

El Crowfunding (CF) o Micro Financiación Colectiva (MFC) es todavía un fenómeno económico nuevo pero es ya una de las formas económicas de más rápido crecimiento. Esta forma de intercambio entre innovación y financiación, totalmente dependiente de Internet 2.0 para movilizar recursos en las redes sociales, abre nuevas ventanas de oportunidades para la inversión y la solidaridad, y trae consigo efectos positivos en el ámbito socio-económico .

El Crowfunding permite una reducción significativa de los costes financieros y de los riesgos asociados a la inversión, lo cual fomenta la participación y aumenta el tamaño de los mercados de MFC. Además estos servicios fomentan la aparición de nuevos sectores de actividad, para los cuales es más difícil obtener financiación. Sin embargo, la utilidad de la MFC va más allá de conectar ideas e inversión, ya que los propios inversores participan en el proceso creativo, lo que Surowiecki) llama "la sabiduría de la multitud" y Kleemann califica como consumidores que trabajan. Los creadores que lanzan un proyecto de Crowfunding  no sólo buscan recaudar fondos para sus proyectos, también buscan la participación de los pequeños inversores en el proceso de creación del producto.

Esto contribuye a la creación de valor añadido para la empresa, a una mayor eficiencia en el desarrollo de nuevos productos, en un instrumento muy útil para medir la aceptación de un producto y en un instrumento de marketing que aprovecha este canal para aumentar la sensación de novedad e innovación de emprendedores. En Crowd-funding.org, la principal página web en este campo, aparecen constantemente iniciativas exitosas en todo el mundo. Plataformas de naturaleza filantrópica están haciendo posible que personas que están al borde de la pobreza no caigan en la exclusión. Los proyectos innovadores en sectores creativos como el cine, la música, la pintura o el teatro, son un salvavidas para estos sectores y una liberación para los artistas de la dependencia de préstamos bancarios.

Seguir leyendo »

¿El adiós del Reino Unido?

'Nuestro destino está en Europa', proclamaba la antigua primera ministra, Margaret Thatcher, durante el discurso en el Colegio de Brujas en septiembre de 1988. En este discurso, Thatcher adoptaba una posición euroescéptica "suave o blanda", tal y como deberían definido Szczerbiak y Taggart. A pesar de la voluntad de formar parte de las estructuras y mercados de la UE, la 'dama de hierro' defendía la coordinación entre estados soberanos, apostaba por el pragmatismo de las políticas comunitarias y rechazaba la centralización burocrática de Bruselas.

Las posiciones actuales de los líderes políticos y los partidos británicos abarcan todo el espectro de actitudes euroescépticas: desde posturas minimalistas que apuestan por el status quo, pasando por posturas revisionistas-regresionistas, o las más duras que rechazan de plano la propia existencia de la UE. El primer ministro también ha fluctuado en sus posicionamientos respondiendo tanto a la opinión pública, como el vaivén económico-político de la UE y, sobre todo, a las presiones de su propio partido.

Y es que la mutación de David Cameron desde la llegada al poder en 2010 ha perjudicado las relaciones entre Gran Bretaña y la Unión Europea. De inicio, defendió las renegociaciones y las reformas de los tratados, adoptando una posición euroescéptica "blanda", lo que le opuso a la facción más agresiva de su partido hacia las instituciones europeas. En 2011, el primer ministro se mostró favorable a la repatriación de poderes. A pesar de ello, defendió seguir en la UE y no hacer populismo antieuropeo a costa de la crisis de la deuda soberana. Sin embargo, el pasado 23 de enero su discurso dio un vuelco: no más integración, retorno al mercado común y referéndum de pertenencia a la UE si se convierte vencedor de las elecciones nacionales de 2015.

Seguir leyendo »

Bienvenidos a Europa

Antes de convertirse en un objetivo político real, la idea de unir Europa no era más que un sueño de filósofos y visionarios. Victor Hugo, por ejemplo, imaginaba unos pacíficos "Estados Unidos de Europa" inspirados por ideales humanistas. El sueño se truncó a consecuencia de las dos pavorosas guerras que asolaron el continente durante la primera mitad del siglo XX. Del infortunio nació el proceso de integración europea y la posterior creación de la Unión Europea.

Han pasado 60 años desde el establecimiento de los fundamentos institucionales, pero a menudo la gente todavía se pregunta qué se hace en la Unión. Por un lado, da la sensación de que Europa es un barco sin rumbo, es decir, un organismo cuya evolución está fuera de nuestras manos. Por otra parte, los ciudadanos nos sentimos desinformados sobre cómo la UE afecta a nuestras vidas cotidianas, a pesar de la creciente influencia que ejerce Bruselas. ¿Qué derechos tenemos como ciudadanos europeos? ¿Qué nos aporta pertenecer a un conglomerado de estados?

Los medios de comunicación a menudo centran sus esfuerzos en informar sobre lo que pasa internamente en el propio país, proyectando un imaginario de intereses y luchas nacionales. En otras palabras, se da prioridad a la agenda nacional por encima de agendas pan-europeas o transnacionales. Y esto, aunque responde a la lógica histórica y la necesidad de gobernar nuestros propios países, tiene bastantes consecuencias. No sólo hay "poco espacio" para informar de temas europeos, sino que el imaginario que se acaba construyendo o las referencias simbólicas que los ciudadanos tienen de la política no se expanden más allá de sus fronteras. Esto no sólo conlleva potenciales conflictos producto de la ignorancia, sino también construir una demos suficientemente fuerte como para, por ejemplo, aceptar las políticas redistributivas.

Seguir leyendo »