eldiario.es

Menú

CATALUNYA

La dimensión regional del principio de subsidiariedad y su aplicación práctica en Cataluña

- PUBLICIDAD -
Portada del libro

El principio de subsidiariedad, en su definición más amplia, dispone que los problemas que puedan darse en una zona deban ser resueltos por la autoridad (normativa, política o económica) más próxima al objeto del asunto. De acuerdo con la definición del principio de subsidiariedad, reflejada en el artículo 5 del Tratado de la Unión Europea (TUE), ‘la Unión, en los ámbitos en los que no tiene competencia exclusiva, sólo interviene en caso de que y en la medida en que los objetivos de una acción determinada no puedan ser suficientemente alcanzados por los Estados miembros, ni a nivel central ni a nivel regional y local, y puedan en cambio ser alcanzados mejor, por razón de las dimensiones o los efectos de la acción proyectada, a nivel de la Unión’.

Esta publicación recoge las intervenciones que se llevaron a cabo en el Parlamento en materia de Derecho Comunitario y en el marco del principio de subsidiariedad y su aplicación en Cataluña, a mediados de septiembre de 2012.

La presidenta del Parlamento de Cataluña, Núria de Gispert, considera en el prólogo de esta publicación que "se hace evidente la voluntad de mejorar efectivamente los mecanismos existentes, al igual que emergió la consideración de que convendría un nuevo impulso en un ámbito en el que también hemos sido pioneros. "Y al mismo tiempo, añade que" no podemos prever cuál será el estatus político y constitucional de Cataluña a medio plazo "y que, por tanto," Cataluña necesita y quiere ser bien presente en todos los debates que se suscitan y se suscitarán en la política y en la sociedad europeas”.

El documento parte de dos ejes temáticos: El primero trata sobre la configuración del principio y su aplicación a instancia de las instituciones de la Unión Europea, en el marco del Tratado de Lisboa. Por otra parte, la segunda parte analiza la participación de los parlamentos nacionales y regionales en la aplicación del principio de subsidiariedad, al tiempo que establece una serie de propuestas para aplicarlo en Cataluña.

El principio de subsidiariedad presenta elementos positivos y otros disruptores. Por un lado este principio no se detiene y va más allá que una repartición de competencias. Una distribución necesaria para poder establecer las relaciones entre los diferentes niveles institucionales. El principio de subsidiariedad es indispensable en los contextos intradependents donde se debe actuar de forma conjunta. Todos los problemas surgidos se deben solucionar en base a la coordinación y la negociación haciendo bueno el trabajo de los diversos agentes inmersos en la red de colaboración. Cada uno de los diferentes niveles de la estructura jerárquica del gobierno tiene flexibilidad en aplicar aquellos instrumentos o programas que crean más correctas, siguiendo el principio de subsidiariedad, para resolver el problema.

Sin embargo, este principio parte de la premisa de que los diversos agentes multinivel encargados tomarán decisiones pensando en el bien común de la Unión. Desde la capital comunitaria deben saber ser críticos y ver que las intromisiones hacia Estados miembros no hace más que entorpecer la mejora del resultado ya que siempre es mucho mejor que las políticas sean aplicadas en el ámbito correcto y a menudo las instituciones europeas no pueden abarcar lo que el ámbito local o regional gestiona con más eficacia.

Desde la Fundación Cataluña Europa le recomendamos esta obra. Si están interesados ​​en esta lectura, la encontrará gratuitamente y en PDF siguiendo este enlace: http://www.parlament.cat/activitat/cataleg/TP34.pdf

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha