eldiario.es

Menú

La Transición Energética como fuente de ocupación local digna y sostenible

La transición energética en Cataluña debe ayudar a generar empleo digno, de calidad y sostenible

Nuevas fuentes de empleo conllevan también nuevas estructuras en la formación profesional y en el sistema de investigación

Este artículo ha sido publicado originalmente en el blog Agenda Europea

- PUBLICIDAD -

Más allá de muchos otros argumentos, una de las ventajas de emprender la transición energética en Cataluña debe ser un motor en la generación de empleo digno, de calidad y sostenible. Estamos sufriendo una crisis en la que miles de jóvenes universitarios formados tienen que emigrar por falta de trabajo. Muchos de ellos tienen capacidades técnicas y de gestión que pueden encajar plenamente en el esfuerzo de la transición energética.

Hay que recordar que cuando se habla del 100% Renovable se habla también del 100% de la energía utilizada, es decir, la de los consumos domésticos, comerciales e industriales, así como toda la energía necesaria para la movilidad (vehículos privados, transporte de mercancías, trenes, metro, etc.). Por tanto, las fuentes de empleo de calidad derivadas a la Transición Energética están ligadas a multiplicidad de sectores y modalidades de empleos. Hay que ser conscientes de que en términos macroeconómicos, dado que el gasto en FEEF [1] no genera puestos de trabajo en nuestro país, todos los recursos que se detraigan de esta factura para inversiones productivas implicarán puestos de trabajo con un enorme abanico de empleos.

Uno de los campos que debe impulsar la economía y generar empleo es la transición de los vehículos a motor de explosión a los de tracción eléctrica (o con celdas de hidrógeno). Las políticas oficiales de la Unión Europea son contundentes: "la electrificación del transporte es importante para romper la dependencia del petróleo ... / .... Europa necesita acelerar la electrificación de su flota de vehículos y llegar a ser un líder en electro-movilidad y almacenamiento de energía"[2]. Cataluña tiene una fuerte tradición en industria automotriz que hay que" electrificar ".

Por otra parte, las potencialidades de las renovables situarán de pleno los ayuntamientos en los temas energéticos. Lo vemos claramente en las experiencias alemanas y danesas: la proliferación de re-municipalizaciones de redes eléctricas, la regulación y administración de la utilización de suelo para captar viento y sol en Km0, así como el espíritu colaborativo inherente a los gobiernos locales han situado la energía renovable y la eficiencia energética de lleno en las políticas municipales de estos países. Hay que impulsar un proceso similar en Cataluña. No partimos de cero, tenemos multitud de iniciativas, los Pactos de Alcaldes, Rubí Brilla, La Agencia Local de la Energía de Osona, entre otros, que ya están abriendo camino.

Nuevas fuentes de empleo conllevan también nuevas estructuras en la formación profesional y en el sistema de investigación. Para estar preparados es necesario elaborar un estudio prospectivo del potencial de generación de empleo ligado a la transición energética en Cataluña. Después de una parte genérica, este estudio se desarrollará en estudios de carácter sectorial sobre los potenciales en diversas áreas: industrial / componentes y sus clusters de pymes, instalación / mantenimiento y formación profesional, auditorías energéticas, software y gestión de redes, investigación básica y aplicada, o gestión cooperativa de la energía.

En términos de mejora del empleo y de desarrollo económico hay que tener en cuenta la ventaja del primer jugador. Vale la pena juntarse a la vanguardia liderada en Europa por Alemania y Dinamarca. Si no somos madrugadores podremos hacer la transición comprando aparatos, componentes, vehículos eléctricos, cargadores y contadores smart empresas alemanas o chinas. En cambio, si lo sabemos hacer rápido y bien, seremos nosotros quienes venderemos este equipos y servicios a los países que se despierten después. El tejido industrial catalán nos sitúa ante la posibilidad de dar empleo a miles de jóvenes bien formados que tenemos ociosos. De hecho, esta es la política que practica Alemania. No son pocos los comentaristas internacionales que explican la presión que está haciendo la liberal Angela Merkel en la UE y el G-7 en contra de los combustibles fósiles y nucleares, es más para generar demanda para sus empresas innovadoras, dicen, no por convicción ecológica.

 

_____________________

[1] La Factura Energética Exterior en Fósiles (FEEF) es la que se paga "en puerto" por el conjunto de combustibles fósiles importados (petróleos, gas y uranio) y no incluye impuestos.

[2] Ver  Energy Union Package

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha