eldiario.es

Menú

Simplificación y repetición

La simplificación y la repetición ciega en la difusión de las noticias producen falsas verdades como ésta que durante horas hemos oído y leído: dos ex ministros franquistas acusados de crímenes del franquismo por una juez argentina

- PUBLICIDAD -

La noticia de la orden de detención preventiva contra 20 antiguos dirigentes franquistas enviada por Interpol, por encargo de la jueza argentina María Servini, ha circulado simplificada y con inexactitudes, que los medios no se han empleado a precisar.

Las inexactitudes más notables afectan a Rodolfo Martín Villa y las responsabilidades que se le imputan. No fue ministro de Franco sino del primer gobierno del rey Juan Carlos, a pesar de ser una figura destacada del régimen anterior, como todos los componentes del gabinete presidido todavía por Carlos Arias Navarro.

Fue con este gobierno, no en el franquismo, que la policía mató cinco obreros durante la huelga general de Vitoria, el 3 de marzo de 1976. El ministro de Relaciones Sindicales Rodolfo Martín Villa no tenía responsabilidad directa, ya que el ministro de Gobernación era Manuel Fraga, a quien ni siquiera sustituía en ausencia por viaje. Lo hacía Adolfo Suárez, ministro secretario general del Movimiento.

La simplificación y la repetición ciega en la difusión de las noticias producen falsas verdades como ésta que durante horas hemos oído y leído: dos ex ministros franquistas acusados de crímenes del franquismo por una juez argentina. No es exacto, el periodismo no se puede permitir la inexactitud.

El otro ex-ministro en quien se ha fijado la atención es José Utrera Molina, por su responsabilidad en la ejecución de la pena de muerte contra Salvador Puig Antich, como miembro del último gobierno franquista, presidido también por Arias Navarro. No era el más destacado, a pesar de la significación política de ser el ministro secretario general del Movimiento. Pero es el suegro de Alberto Ruiz Gallardón, hasta hace poco ministro de Justicia con Rajoy.

La versión extensa de la noticia contenía la relación completa de cargos vivos de aquellos gobiernos y las responsabilidades que la juez argentina les imputa, pero apenas ha sido divulgada ni analizada. La atención se ha fijado en los nombres más llamativos, sin entrar en mucho matices. El periodismo no se puede permitir la ligereza.

Con la Transición sometida cada día a revisión, los principios de exactitud y rigor del periodismo resultan aún más inexcusables.

Sobre titulares

Entrevista a Javier Cercas (El País, Babelia, 15-10-2014), a propósito de su novela El impostor. Pregunta sobre si cree que "la Transición tuvo algo de ficción o de impostura". Respuesta: "La Transición fue en parte una gran impostura". Título principal de la entrevista: "La Transición fue una impostura".

Pasa a menudo. Títulos que simplifican y deforman declaraciones o citas textuales.
Pasa muy a menudo y en las mejores casas. Pasa a menudo y no se corrige.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha