eldiario.es

Menú

El futuro incierto del Arnau

A pesar de su peso histórico y cultural, sus vecinos y vecinas han presenciado durante los últimos diez años como se ha dejado morir este emblemático teatro del Paralelo fundado en 1894.

La Plataforma Salvem l'Arnau pide que se recupere el edificio con su estructura original y se convierta en un Centro de Cultura Popular ligado a la historia del Paralelo.

- PUBLICIDAD -
TeatreArnauII.jpg

El Teatre Arnau cumple más de una década cerrado y con un futuro incierto / Foto: Oriol Puig

La compra del Teatro Arnau a la Iglesia Evangélica China se sellaba en marzo de 2011. El Ayuntamiento de Jordi Hereu pagó dos millones de euros. El antiguo teatro, cerrado desde 1994, ya se encontraba en un estado lamentable. Hoy, cuatro años después, el edificio de propiedad municipal sigue abandonado y marginado por la nueva reforma del Paralelo que no ha contemplado ninguna acción sobre el teatro. El edificio, escondido detrás de una arboleda espesa, ha tenido que apuntalar la fachada para garantizar su supervivencia.

En abril de 2013, dos años después de la adquisición municipal y ya con un nuevo gobierno local, de CIU, el teniente de alcalde de Cultura, Jaume Ciurana, descartó la posibilidad de que fuera el Ayuntamiento quien rehabilitara el teatro, uno de los más antiguos de la avenida del Paralelo, construido a finales del siglo XIX, y el único que conserva, a pesar del deterioro, la estructura original.

El objetivo del consistorio era, si bien no ha fijado nunca un calendario para la convocatoria del concurso, encontrar un inversor privado para que asumiera la reforma -de un coste de 10 millones de euros- y la gestión del espacio, en una concesión. Han pasado dos años y el Ayuntamiento se aferra a los mismos argumentos. La voluntad del consistorio es convocar un concurso para gestionar el espacio con la condición de que se convierta en equipamiento cultural.

La Plataforma Salvem l’Arnau ha hecho público un manifiesto donde se opone frontalmente a esta idea y pide que se blinde el teatro como un Centro de Cultura Popular basado en la investigación y documentación histórica y escénica. Un equipamiento autogestionado, referente de la cultura de proximidad, que se erija en símbolo del Paralelo por su historia ligada al espectáculo, el ocio popular y los movimientos obreros que configuraron la avenida.

El manifiesto 'Recuperem l’Arnau' también pide la intervención urgente en el edificio para acabar con las goteras del tejado y humedades importantes en el plazo máximo de tres meses. La catalogación patrimonial del edificio, la elaboración de un presupuesto para la reparación integral del antiguo teatro, un calendario de rehabilitación y el compromiso del Ayuntamiento a la hora de asumir el coste de las obras, son otras de las demandas de Salvem l’Arnau.

La campaña vecinal contempla la recuperación del teatro como una oportunidad para programar los viejos espectáculos que triunfaron en la avenida del Paralelo y que ahora no tienen cabida en teatros comerciales como la pantomima y la revista. El Teatro Arnau vio debutar artistas como la cupletista Raquel Meller y estrenó la canción 'El relicario' de José Padilla.

A pesar de su peso histórico y cultural, sus vecinos y vecinas han presenciado durante los últimos diez años como se ha dejado morir este emblemático teatro del Paralelo fundado en 1894. Todos los barrios que comparten la avenida del Paralelo -el Poble-sec, el Raval, donde se ubica administrativamente el Arnau, y Sant Antoni- coinciden en la necesidad urgente de esclarecer el futuro del teatro. El hecho de que, durante todos estos años, la acción municipal haya sido prácticamente nula puede deteriorar el edificio hasta tal punto que se declare imposible de rehabilitar y acabe con el derribo. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha