Opinión y blogs

eldiario.es

Mapa del consumo responsable de Barcelona

Un grupo de gente siguiendo la ruta Pamapam el día se su presentación.

Desde hace una década, en su tienda taller de la calle Peu de la Creu, en Ciutat Vella, María del Mar diseña y fabrica Lolitas, muñecas de trapo personalizadas que pueden parecerse a uno tanto como uno lo desee. A su lado, en el mismo espacio, Imanol inventa y compone lámparas con antiguas piezas de piano y con los restos de plástico que el mar escupe en la playa de Zumaia. En Novedades, una antigua fábrica de lámparas que conserva todo su viejo encanto, ambos sobreviven dando nueva vida a viejos materiales, al tiempo que reivindican lo artesanal, la originalidad y el consumo responsable.

“La crisis hizo desaparecer muchos talleres, pero éste es un barrio muy dinámico y ahora se nota un resurgir, la vuelta de gente que quiere hacer cosas suyas, que abre galerías y tiendas para mostrar su trabajo”, apunta María del Mar. “Son gente que, a menudo, tienen otros trabajos con los que ganan algo de dinero y que luego dan rienda suelta a su creatividad y disfrutan con estos negocios artesanales”, abunda esta partidaria del trueque como forma de operar.

María del Mar, Imanol y su tienda Novedades son sólo un ejemplo del tipo de iniciativas que han servido para elaborar Pamapam, un mapa virtual y colaborativo que localiza los diversos establecimientos de consumo responsable que se pueden encontrar en Barcelona. Impulsado por la ONG Setem Catalunya con el apoyo del Ayuntamiento de Barcelona y recién lanzado a la red, este mapa es una invitación a que compremos con conciencia.

Seguir leyendo »

Lejos de la paz y el bienestar social

Barbarie, ultraje, temor y miseria son palabras aterradoras que evocan actos cruentos que nos rodean. Cada día hay mujeres asesinadas por el menosprecio de su sexo, abusos sexuales a menores y a adultos, expulsiones del hogar ante la imposibilidad de pagar un alquiler injusto, abusos de autoridad, represión de las libertades públicas justificada en un orden social no siempre justo, déficits de atención sanitaria, fraudes, pobreza...

Las cuatro palabras aparecen en el primer párrafo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Fueron escritas hace 65 años por las Naciones Unidas para huir del riesgo de una tercera guerra mundial que asolara la Tierra. Este riesgo iba y va en relación a la falta de respeto de los derechos de los otros: derecho político, libertades públicas, derechos sociales, derechos medioambientales. Y, aunque la Declaración ha llegado a la edad de la jubilación, no se puede jubilar. Todavía estamos muy lejos de la paz social y el bienestar a la que la sociedad aspira.

La vía para alcanzar la paz y el bienestar social está en la misma Declaración: creer en la igualdad de derechos y de dignidad de todas las personas. Y asumir que todos tenemos deberes hacia la comunidad. No hay derechos sin deberes y sólo viviendo en una sociedad justa es posible su libre y pleno desarrollo.

Seguir leyendo »

La otra Gran Recogida

Estamos de enhorabuena: la Gran Recogida ha reunido 3.075 toneladas de alimentos, superando así el récord del año pasado. Debemos felicitar y agradecer la colaboración a todos los que han participado: organizadores, voluntarios y ciudadanos que han contribuido para cubrir una necesidad básica de muchas personas y familias que hoy sufren situaciones críticas de falta de recursos.

La iniciativa de los bancos de alimentos, organizaciones no lucrativas surgidas específicamente para responder a esta necesidad, ha sido muy importante y se ha convertido en un referente en el escenario asistencial, basado en el principio cristiano de dar al que tiene hambre.

Una de las personas que más trabaja para impulsar esta iniciativa , el amigo Antoni Sansalvadó, decía hace tiempo en una entrevista que el éxito de los bancos de alimentos es el mayor fracaso de las políticas sociales y del Estado del Bienestar. Ese día pensé que estaba plenamente de acuerdo con él y me alegré de que, precisamente él, lo pensara así.

Seguir leyendo »

La economía social, el gran reto de presente del Tercer Sector

Cuarto Congreso del Tercer Sector Social, celebrado en Barcelona.

No será la panacea. Ni siquiera el motor principal. Pero la economía social, dicen los expertos, debería convertirse en un eje sobre el que articular la recuperación económica y la sociedad post crisis.

“En el momento en que estamos, el rol de la ciudadanía es imprescindible. El binomio estado-mercado ya no es suficiente; hay que incorporar lo social, el tercer sector, para tener una economía más plural y una mejor convivencia”, afirma Jordi Valls, economista y colaborador de la Coopérative de Développement Régional del Quebec.

Valls es una de los profesionales que, esta semana, aportó ideas y propuestas en el cuarto congreso del Tercer Sector Social, celebrado en Barcelona. La reunión pretendía debatir, en estos tiempos de recortes y de dificultades de financiación, sobre la necesidad de magnificar la dimensión económica del Tercer Sector Social, o lo que es lo mismo, sobre su capacidad para  ofrecer no sólo servicios no cubiertos por el estado, sino también para generar puestos de trabajo y riqueza.

Seguir leyendo »

Natasha Rolston: "Únicamente dar a la gente un lugar para vivir no sirve para nada"

Natasha Rolston en la sede en Barcelona de la ONG Sonrisas de Bombay

Natasha Rolston es la responsable del departamento de sensibilización de la ONG Sonrisas de Bombay, una organización que trata de mejorar las condiciones de vida en los 'slums', los asentamientos urbanos de esta grande metrópolis de India. Rolton estuvo recientemente en Barcelona, donde participó de un debate organizado sobre la Federación Catalana de ONGs sobre el derecho a la vivienda con activistas locales.

¿Cómo definiría un 'slum'?

Un slum es básicamente un lugar donde hay mucha gente viviendo, gente pobre que no tienen espacio para vivir. Falta higiene, recursos básicos y una vivienda digna. Muchas veces los niños están desnutridos, las mujeres siempre son víctimas de la violencia doméstica y a menudo los hombres no tienen trabajo. Esa es la condición de vida de la gente que vive en los slums. Físicamente, están compuesto de casas pequeñas, muchas veces una encima de otra, donde normalmente hay más de cuatro personas viviendo en una habitación. No tienen acceso a la electricidad ni a agua potable y es un ambiente antihigiénico. Eso es exactamente lo que es un slum.

Seguir leyendo »

¿Vale todo para hacer frente a las violencias?

Cómo se produce el cambio social y político y qué papel juegan los movimientos sociales es una pregunta central en el seno de los activismos y los debates académicos. La misma emergencia de movimientos sociales es indisociable de la existencia de conflictos y marcos de valores contrapuestos entre diferentes grupos de interés.

¿En qué medida utilizar la violencia o apostar por la noviolencia para hacer visibles estos conflictos y presionar por otro tipo de soluciones? ¿Qué formas de acción elegir para la protesta?

Se remontan muy lejos en el tiempo las historias y experiencias de personas y colectivos que se han rebelado ante lo que consideraban injusto con mecanismos que, durante el final del siglo XIX y sobre todo el siglo XX, llamamos desobediencia civil o acción directa noviolenta. Un ejemplo es el relato de Sófocles, hace unos 2.500 años, en donde Antígona argumenta su desobediencia en base a la idea de que la ley de la autoridad política no es absoluta y, en consecuencia ( no puede ser ninguna sorpresa el espoiler ), es castigada duramente.

Romper la obediencia, actuar ante la injusticia son estrategias que pretenden sacudir el servilismo, cortocircuitando el habitual ejercicio de poder para ponerlo en cuestión y pedir una alternativa. En palabras de Luther King, la acción directa noviolenta busca "generar una crisis y propiciar una tensión" de manera que quien se niega sistemáticamente a negociar se vea obligado a enfrentar el problema.

La elección de los instrumentos para la acción refleja los valores de los activistas. En un amplio análisis publicado en 2006, Della Porta y Diani, especialistas en el tema, identifican en los movimientos sociales de los últimos años y del mundo occidental un abanico más amplio en sus formas de acción, y la tendencia y el rechazo de la violencia como instrumento para la acción. Aunque este debate sobre noviolencia o violencia para producir el cambio social o político parece decantado hacia la primera opción, esto no excluye, sin embargo, que exista el debate o que las fronteras entre acción no violenta o violenta estén claramente dibujadas.
 
En nuestro país, la apuesta por la noviolencia desde los activismos tiene una larga trayectoria, pero no está exenta de debates. La última ola de capitalismo feroz y de retroceso derechos que vivimos ha vuelto a poner en el foco diversas luchas, que no hacen más que reflejar las múltiples vertientes en las que actualmente se concreta el conflicto social y político .

La denuncia de la represión policial y de la criminalización de la disensión, el derecho a la autodeterminación de los pueblos, la defensa de derechos sociales básicos de la mano del cuestionamiento de la propiedad privada, o el derecho a decidir sobre el propio cuerpo y las relaciones sexuales y afectivas son algunas de las luchas y resistencias presentes en nuestra agenda social y política cotidiana.

Más allá de los condicionamientos de los medios de comunicación, hay que compartir espacios y aprendizajes sobre cómo afrontan la cuestión de la violencia y la acción noviolenta las personas y grupos que impulsan y sostienen esas luchas, y cuáles son las aportaciones que, hoy, podemos hacer desde del movimiento por la paz.

Desde la FCONG (Federación Catalana de ONG) queremos generar espacios que permitan profundizar en estas cuestiones, y favorecer que continúe siendo bien visible aquello que no puede ser ignorado.

Por debatir sobre ello, organizamos mañana (viernes 15 de noviembre ) y el sábado las jornadas: '¿Vale todo para hacer frente a las violencias? Movimientos sociales y por la paz: luchas y alternativas'. Invitados están.

Para más información :

http://www.confederacio.org/index.php? option=com_content&view=artículo&id=116:
ot-shi-val-para-hacer-frente-a-las- violencias&catid=5:info-general

Seguir leyendo »

La Generalitat se mantiene inactiva ante la catástrofe de Filipinas

Vista aérea del desastre ocasionado por el tifón en Filipinas.

Cuatro días después del paso del tifón Haiyan por Filipinas, que ha causado al menos 10.000 muertos, la Generalitat de Catalunya todavía no se ha decidido a destinar ninguna partida para ayudar para ayudar a sus víctimas, a diferencia de otras administraciones como la estatal, que ha enviado un millón de euros, o el Ayuntamiento de Barcelona, que ha aportado 30.000 euros. "Tenemos dificultades presupuestarias, procuramos hacer lo posible", asegura Carles Llorens, director de la Agencia Catalana de Cooperación al Desarrollo. "Estamos viendo si podemos hacer algo con los presupuestos de 2014", explica Llorens.

La Agencia Catalana de Cooperación al Desarrollo (ACCD) ni siquiera ha convocado al Comité Catalán de Ayuda Humanitaria de Emergencias, el organismo previsto para actuar en estos casos, aunque Llorens ha asegurado a CatalunyaPlural.cat que lo hará en los próximos días.

Este comité se creó en el año 2005 para coordinar la acción de la ACCD, el Fondo catalán de cooperación al desarrollo, el Ayuntamiento de Barcelona y varias ONG convocadas en función del caso. Pero las ONG denuncian su "inoperatividad". Se realizó una reunión a finales de octubre para hablar de Siria, pero no terminó con ningún compromiso concreto por parte de la administración catalana. De momento, la aportación catalana a las víctimas del conflicto sirio es de dos ambulancias. Las ONG explican que la última reunión del comité en la que se aprobaron ayudas de emergencias fue en 2011, durante las inundaciones en Paquistán.

Seguir leyendo »

Carta a la ciudadanía para luchar contra la pobreza

Unas 4.200 entidades sociales catalanas presentan la campaña 'Pobreza Cero' de este año. (Foto: Noelia Román)

Hoy, en el día internacional para la erradicación de la pobreza, unas 4.200 entidades sociales de Catalunya han unido fuerzas en un acto simbólico para recordarle a la sociedad y a los políticos catalanes que “la pobreza es evitable” y que, ante las desigualdades, sólo cabe la justicia social.

Estos dos lemas vertebran la campaña Pobreza Cero de este año cuyo objetivo apunta a un cambio en el rumbo de las políticas sociales de la Generalitat y del Gobierno central para salvar el Estado del Bienestar.

“La pobreza no es una fatalidad; es evitable y buscamos la corresponsabilidad de la sociedad y de los políticos”, ha señalado Miriam Acebillo Baqué, presidenta de la Federación Catalana de ONG por la Paz, los Derechos Humanos y el Desarrollo (FECONG). “Reclamamos que se acabe con el austericidio actual, que haya un cambio de rumbo en las políticas sociales”, ha añadido Acebillo.

Seguir leyendo »

UNICEF considera que estamos viviendo un "auténtico tsunami social"

Según los cálculos de Tomás Jiménez, en 2012 las familias estaban pagando un 80% más por los alimentos básicos en comparación con la situación existente antes del estallido de la crisis. /CARMEN SECANELLA

UNICEF califica de "tsunami social" los efectos de la crisis económica global y asegura que pueden tener "consecuencias devastadoras". La persona que lo afirma es el economista Tomás Jiménez, ex funcionario de Naciones Unidas y experto en Relaciones Internacionales.

En un estudio, titulado Por una recuperación con rostro humano y presentado la semana pasada en la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), se señala que "los niños y las familias más vulnerables son el epicentro de este tsunami social" y denuncia que "una de las peores caras de la crisis está siendo la subida del precio de los alimentos básicos". Según los cálculos de Tomás Jiménez, en 2012 las familias estaban pagando un 80% más por los alimentos básicos en comparación con la situación existente antes del golpeo de la crisis.

Aunque la crisis económica estalló en Estados Unidos y se trasladó posteriormente a Europa, UNICEF recuerda que "ha pasado a ser global y fustiga con fuerza también a muchos países en vías de desarrollo". Como consecuencia, "en muchos lugares del mundo, el aumento de la inseguridad alimentaria -por el alza espectacular del precio de los alimentos básicos- y el paro masivo están multiplicando exponencialmente los efectos que por sí mismos ya eran demoledores".

Seguir leyendo »

Independencia alimentaria, la revolución por venir

Los anhelos independentistas de algunos catalanes comienzan por algo tan básico como la alimentación. Hoy por hoy, Catalunya es un territorio dependiente en materia alimentaria: produce sólo el 40 de los productos que consume, compra fuera más de la mitad y pierde biodiversidad a pasos agigantados. Para muestra, un botón: hace un siglo, la huerta catalana ofrecía 408 variedades de tomates; actualmente, sólo 70.

El ejemplo ilustra el porqué VSF Justicia Alimentaria Global ha iniciado Corto circuito, una campaña que  pretende concienciar a la administración de los beneficios de realizar la compra pública en el mercado local. Las administraciones mueven en Catalunya entre 200 y 300 millones de euros anuales con sus compras para el sector educativo (60 por ciento), el sanitario (30 por ciento) y el penitenciario (10 por ciento). Pero la mayoría de ese dinero va a parar a las arcas de las multinacionales y no al bolsillo de los pequeños y medianos productores catalanes, prácticamente excluidos de los grandes circuitos de compra.

“El 75 por ciento de la compra pública se hace a grandes empresas de catering”, asegura Javier Guzmán, presidente de VSF Justicia Alimentaria Global. “Otro modelo alimentario es posible, viable y necesario”, prosigue Guzmán, echando la vista hacia Francia, un país que presenta una venta de proximidad del 20 por ciento en regiones como Rhône Alpes. En Catalunya, no se supera el tres por ciento.

Seguir leyendo »