eldiario.es

Menú

Gandhi

En la traducción al ruso de mi libro “Manual para Mujeres Maltratadas que Quieren Dejar de Serlo” he ampliado la información sobre dos grandes hombres: Gandhi y Einstein.  Me gustaría compartir aquí lo relativo al primero, (puede que sobre el segundo y su primera esposa Mileva Maric, como mínimo coautora de la Teoría de la Relatividad, escriba un libro completo).

Gandhi, a pesar de sus grandes logros no era en absoluto igualitario y estaba morbosamente obsesionado por el sexo. Bajo mi punto de vista no existe un auténtico pensamiento ético y democrático sin visión de género. Los datos que siguen no necesitan más comentarios.


ALGUNOS HECHOS PROBADOS SOBRE GANDHI

El libro de Rita Banerji, “Sex and Power: Defining History, Shaping Societies”, 2008, desvela aspectos generalmente desconocidos de la vida de Gandhi (1): 


  • Él creía que la menstruación era una manifestación de la distorsión del alma de la mujer por su sexualidad.
  • Durante la época de Gandhi en Sudáfrica, descubrió a un joven acosando a dos de sus seguidoras. Gandhi cortó personalmente el cabello de las niñas, para asegurar que "el ojo pecador" quedaba "esterilizado".  Se jactó del incidente en sus escritos, divulgando a todos los indios el mensaje de que las mujeres deben responsabilizarse de los ataques sexuales que sufren.
  • Gandhi creía que las mujeres indígenas que eran violadas perdían su valor como seres humanos. Sostuvo que los padres justificadamente, podían matar a sus hijas que habían sido agredidas sexualmente por el bien de la familia y el honor de la comunidad. Moderó su punto de vista hacia el final de su vida. También libró una guerra contra los anticonceptivos, etiquetando de putas a las mujeres indias que los utilizaban.
  • Se acostumbró a dormir con mujeres jóvenes desnudas, incluyendo a su propia sobrina nieta, con el fin de "probar" su compromiso de celibato.



Que Gandhi dormía con dos jóvenes o niñas, una a cada lado, está corroborado por múltiples autores y testigos como el Dr. L .R. Bali, autor de “Rangeela Gandhi” & “Kya Gandhi Mahatma The”. Las niñas que dormían con él aceptaron que se explicara en el libro(2). 

En su libro “The Sexual Teachings of the White Tigress: Secrets of the Female Taoist Masters”, Hsi Lai escribe que Gandhi "durmió periódicamente entre dos niñas vírgenes de doce años de edad. Él no hizo esto con el propósito de contacto sexual real, sino como una práctica antigua para rejuvenecer su energía masculina... Los taoístas llamaban a este método "usar el yin definitivo para reponer el yang.”

Gandhi creía que el sexo por placer era pecado, que la atracción sexual entre hombres y mujeres no era natural, que el esposo y la esposa debían vivir juntos como hermano y hermana, y que sólo debían tener relaciones sexuales con fines de procreación (extraído de “Gandhi a Memoir” de William Shirer.) Renunció al sexo a los 36 años, A la edad de 36 años decidió ser célibe: “es el deber de todos los indios reflexivos no casarse", exigiendo un voto similar de sus discípulos, y en 1936, a los 67 años, relataba  públicamente cuando tenía una polución nocturna(3).  

En el 2010 Jad Adams publicó su libro “Gandhi: Naked Ambition”(4). En 1936 Gandhi fue fotografiado con su taparrabos de andar por casa,  mirando a través de sus gafas de alambre redondo, y apoyado en dos mujeres Abha y Sushila, vestidas con saries, a las que él mismo nombraba como 'walking sticks', mis bastones.

En su ashram, esposos y esposas se alojaban por separado, y si se sentían deseo, debían tomar un baño frío. Sin embargo, animaba a los jóvenes a bañarse y dormir juntos para que superaran la tentación. Si la naturaleza podía más que la voluntad, castigaba a las niñas cortándoles el pelo largo. Cuando uno de sus propios hijos tuvo relaciones con la esposa de otro hombre, Gandhi le impuso un ayuno total de siete días: "Si muere en el proceso no tenemos que arrepentirnos”.

A causa de la dieta de frutas y nueces que creía que reducía  sus impulsos sexuales, habitualmente estaba estreñido y pasaba horas en el baño. No le daba vergüenza animar a las mujeres a venir a visitarlo durante sus sesiones en el inodoro. Después, le daban masajes con aceite de mostaza y jugo de limón con él desnudo delante de ellas. Cada mañana su primera pregunta para Abha y Sushila era siempre: “¿Han tenido una buena evacuación esta mañana, hermanas?”

La adolescente Abha estaba casada con su sobrino nieto. Gandhi admitió que era muy difícil para él dormir junto a ella sin querer sexo, pero también reconoció que se trataba de un "experimento muy valioso". En cuanto a Sushila, la había tenido en su regazo cuando tenía seis años y le había pedido a su madre que se la diera a él como regalo. La joven se hizo médico, regresó al ashram y se convirtió en la médico personal de Gandhi. En 1938 Gandhi escribía sobre sus baños con Sushila: "Mientras ella se baña me mantengo con los ojos fuertemente cerrados, no sé cómo se baña, si lo hace desnuda o en ropa interior. Les puedo decir por el sonido que utiliza jabón. No he visto ninguna parte de su cuerpo que los demás no hayan visto”.

Gandhi mantuvo una gran indiferencia hacia sus propios hijos por ser el producto de su despreciable vida sexual, y cuando, a su vez, se convirtieron ellos mismos en seres sexuales, los rechazó. A partir de la muerte de Kasturba en 1944, Gandhi extremó sus “experimentos” sexuales, compartiendo cama con las mujeres de sus amigos seguidores. Deliberadamente se ponía en situaciones cada vez de más excitación sexual para demostrar el poder de la mente sobre la materia.

Para hacer las cosas aún más tentadoras, y su autocontrol más triunfante, tomó una mujer mucho más joven en su cama, rechazando en 1947 a la fiel Sushila de 33 años, que se sintió desterrada de su lado. La nueva chica fue Manu Gandhi, su sobrina-nieta de 18 años, a la que Kasturba había cuidado cuando perdió a su propia madre. Gandhi escribió a Manu, diciendo que ambicionaba que ella permaneciera virgen hasta el final de su vida: “Es posible que nos puedan matar los musulmanes en cualquier momento, y debemos poner a nuestra pureza  la prueba definitiva, así que deberíamos ofrecer el más puro de los sacrificios durmiendo desnudos”. Abha insistió en mantener su ropa puesta hasta el final. De hecho, ambas jóvenes caminaban a cada lado de él, cuando la bala asesina disparada por un hindú, finalmente lo mató a tiros.


[1] Women suffer from Gandhi's legacy por Michael Connellan, guardian.com.uk

[2] 25 Untold Truths About Gandhi, 2012, por Purvi Parikh. 

[3] Did Mahatma Gandhi sleep with virgins?, 2004   www.straightdope.com, por  Cecil Adams

[4] Sexual torment of a saint: A new book reveals Gandhi tortured himself with the young women who worshipped him, and often shared his bed, por Glenys Roberts www.dailymail.co.uk


Article publicat a Dones en xarxa

Seguir leyendo »

Las mujeres queremos que el Ayuntamiento apoye nuestros derechos



Yo quiero que el Ayuntamiento de Barcelona continúe defendiendo los derechos de las mujeres. Así se ha hecho desde el año 1977. Este es el primer año de la etapa democrática que no tenemos manifiesto o declaración institucional del Ayuntamiento de Barcelona. Así, el gobierno municipal rompe toda una trayectoria en pro de la igualdad. Siempre el Ayuntamiento de Barcelona había sido pionero en políticas públicas por la igualdad de derechos de las mujeres. El gobierno de derechas de Trias ha roto esta tradición.


Barcelona abandona la tradición progresista y pionera en los derechos de las personas y de las mujeres. Ya hace unos meses tuvimos que lamentar el acuerdo con el alcalde homófobo de Budapest. Ahora, nos encontramos que las barcelonesas no tenemos un manifiesto conjunto del Ayuntamiento por primera vez en 37 años de democracia. ¿Por qué? Porque CIU no ha querido incluir el derecho de decidir de las mujeres sobre su cuerpo.

Seguir leyendo »

Erradicación de las causas profundas de la violencia de género

Lidia Falcón ha presentado su último libro “Los Nuevos Machismos [1] que recomiendo encarecidamente por su lucidez y valentía para exponer lo acaecido al feminismo y a las mujeres en los últimos años. Uno de los puntos que desarrolla, clave para entender las verdaderas causas de la pervivencia de la violencia de género, es el hecho de que la estructura económica de la sociedad está basada en el modo de producción doméstico:

Sin que las mujeres reproduzcan hijos, los amamanten y limpien, alimenten, y cuiden a sus familiares, es imposible que el país se mantenga. Y con eso cuenta el capitalismo, que recibe la fuerza de trabajo en mejores condiciones y más barata, gracias al trabajo gratuito de las mujeres, que se convierten así en la clase económica y social más explotado.

 

Seguir leyendo »

La tozuda realidad

Andaba yo estos días atrás con una medio sonrisa que me estaba repuntando a optimismo, durante estas idas y venidas de pueblos, ciudades y redes sociales explicando la reforma de la Ley del aborto. Porque muchas mujeres y hombres no entienden que se pierdan determinados derechos que parecen consolidados, a pesar de que la Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo (I.V.E.) sólo tenga 4 años de vida. Estos hombres y mujeres que son de diferentes clases sociales, de muy diversas edades y votan a partidos distintos, han asimilado que no se puede volver a una leyes retrógrada de una época oscura y lejana relacionada con la dictadura. Y pensaba yo que algo habremos hecho bien, pues hemos conseguido difundir entre muchas personas adultas, pero también entre la juventud, que las mujeres tienen derecho a decidir sobre su sexualidad y su maternidad independientemente de su opción política o religiosa.

Pero llevo una semana con unas cuantas bofetadas de realidad que me están dejando más K.O. que el catarro que arrastro desde hace días: el análisis sobre la situación de discriminación que vive la mujer en el mercado de trabajo en Catalunya realizada por la UGT, las cifras de la macroencuesta realizada en toda la Unión Europea sobre violencia contra las mujeres realizada por la FRA [1] y los datos de la feminización de la pobreza de Ayuda en Acción en la presentación de su campaña # MujeresInvisibles.

Lo único positivo que puede extraerse de todos estos estudios es que fundamentan con datos, y por lo tanto de manera objetiva, lo que muchas mujeres feministas venimos reivindicando desde hace décadas: el silencio ante la violencia de género, la discriminación salarial, la penalización de la maternidad, que la pobreza tiene rostro de mujer,… Y además estos diferentes estudios que apuntan a zonas de diferentes extensiones, ponen al final de manifiesto que estas desigualdades se producen en todo el mundo porque, en pleno siglo XXI, no existe ningún país en el que mujeres y hombres disfruten de los mismos derechos y oportunidades.

Seguir leyendo »

Emprender o morir

El viejo y querido Estado del Bienestar, que nunca llegó a desarrollarse plenamente en nuestro país, está herido de muerte. Mientras agoniza, va dando paso a un nuevo paradigma, el nuevo modelo que se instala progresivamente, y del que ya sabemos que trae consigo menos Estado en aras de una supuesta mayor autonomía de las personas. Todos somos responsables en cierta medida del nuevo paradigma, porque la historia nos demuestra que cada vez que la izquierda duda o se instala en la ambivalencia, avanza el individualismo de la mano de las políticas (neo)liberales.

Buena prueba de ello es el auge de conceptos como emprendimiento, liderazgo, empoderamiento o diversidad que, asumidos sin apenas perspectiva crítica, provocan un entusiasmo desmedido en los diversos ámbitos socioeconómicos sin ninguna valoración de las consecuencias de su implantación. Si echamos una ojeada al pensamiento que gira en torno al emprendimiento y a los programas que se dedican a su incentivación (programas que se hallan en organizaciones de todos los colores políticos) veremos que se aplica de forma monolítica, sin apenas variaciones, siendo una prueba del llamado pensamiento único acrítico. Nos encontramos ante el ensalzamiento de la figura del emprendedor (así, en masculino y en singular) que es capaz de triunfar si tiene suficiente confianza en sí mismo. Se insta a los emprendedores a ser innovadores, luchadores, autosuficientes, asertivos y, a modo de héroes solitarios, alcanzar el éxito: emprender o morir. Obviamente, estas características no tienen nada de malo, si no fuera porque se basan en un mito abstracto, el del joven emprendedor creativo, y olvidan el contexto social, la estructura en la que ese emprendedor (a menudo emprendedora), surgido del desempleo, con una edad superior a los 40 años, con una precaria situación económica, va a encontrarse. Y al tiempo desmovilizan la colectividad, la posibilidad del cambio por los grupos organizados, al focalizar sobre un modelo individualista de éxito.

Lo mismo ocurre con el liderazgo, en relación al que encontramos todo tipo de manuales, cursos y recetas para potenciar las habilidades propias y singulares que conducirán a dirigir equipos desde la cúpula, de nuevo sin contexto y en solitario. Ninguna alusión a modelos de dirección compartidos, múltiples o de decisión cooperativa, que conducirían a nuevas formas organizativas de mayor impacto social y económico.

Seguir leyendo »

El saber económico del Sr. Gallardón

Nos dice el Sr. Gallardón que su ley prohibitiva del aborto será muy útil para la economía, puesto que nacerán más niños y esto es algo bueno para un país. Nadie puede discutir esta última, genérica afirmación, supongo que el excelentísimo Gallardón ha tenido en cuenta aquellos cálculos que se airearon, hace un tiempo, sobre los déficits futuros de la Seguridad Social diciendo, que dentro de unos 50 años, si seguíamos con tan pocos nacimientos como los actuales, no habría suficientes trabajadores y cotizantes a la seguridad social para poder seguir financiando sus servicios. Vale la pena plantear varios interrogantes sobre esta afirmación que parece destinada a hacernos todavía un poco más temerosos sobre la capacidad de las finanzas públicas para hacerse cargo y administrar los frutos colectivos del trabajo.

La primera: ¿Cómo, en un mundo tan cambiante, se puede saber qué pasará dentro de 50 años?, y suponiendo que el cálculo fuera acertado, ¿qué tiene que ver todo ello con la política? Nada que ver con el rechazo a los recién llegados - que resultan ser los que más niños han tenido... con las dificultades que les hemos puesto, con el paro, los desahucios, la inestabilidad laboral, la reducción constante de los salarios para todos ... nada que ver con la precariedad, la explotación y el sobreesfuerzo exigido a las mujeres, ¿se puede dejar de lado todo esto? Porque hay otra cuestión tanto o más importante y que, al parecer, el Sr. Gallardón y los autores de este estudio -quizás inmersos en un tipo de pensamiento mágico - no han tenido en consideración.

El problema es que, una vez nacidos, los niños deben alimentarse, estar calentitos, ser cuidados con entrega y cariño, deben ir a la escuela, disponer de servicios sanitarios adecuados cuando se ponen enfermos, que es bastante a menudo . .. Y teniendo en cuenta todos estos recortes, ¿por qué no se estimula el nacimiento de criaturas teniendo presente todas y cada una de sus circunstancias que determinarán sus vidas y la de sus familias? Que tengan presente todo lo que ocurre una vez nacidos ¿O es que, por arte de magia, una vez nacidos, los niños crecen como plantas del bosque nutriéndose del aire? ¿Quién quiere o puede tener hijos ahora, con el paro galopante, con trabajos precarios, con recortes en los servicios, con leyes de dependencia que se desmenuzan? Quizá sólo ese 1% de la población que lo tiene todo puede permitirse el lujo de tener muchos hijos. ¿Y qué pasa con los niños que nacerán, según dice Gallardon - con alguna minusvalía o dificultad? ¿Los atenderán agobiados médicos de los ambulatorios públicos cada vez más precarios? ¿Los centros especializados? Tendrán ajustes específicos que - como hemos propuesto toda la vida, se integren en la medida de lo posible en la escolaridad normal, que ya bastante trabajo tiene en acoger a los niños de familias que - nos lo han dicho en la escuela- pasan hambre ... ¿Quién los cuidará? Se supone que las madres... ¿Qué pasará con esos niños, si además, como quiere el PP, los ayuntamientos tienen menos competencias y recursos para ocuparse de los más pequeños, en el caso- hipotético - de que las madres encuentren trabajo o los padres- que en su mayoría, aún no han hecho su propia revolución de género?

Seguir leyendo »

Cuota femenina

Ha llovido mucho (más de cinco años) desde que por primera vez se aplicó en las candidaturas electorales la Ley de Igualdad, instaurada por el Presidente Socialista José Luis Rodríguez Zapatero, que hizo de las políticas a favor de la mujer uno de los rasgos característicos de sus dos mandatos. Dicha ley, dice que la proporción ha de ser no menos del 40% y no más del 60% para uno y otro sexo. Desgraciadamente, la Ley de Igualdad que se presentó como un logro y un paso más allá de la Constitución para conseguir la tan esperada paridad entre hombres y mujeres sólo se ha aplicado en las dos últimas elecciones generales: en 2008 y en 2011; y no la impone en los escaños, sino en las listas electorales. Además, los partidos se las han ingeniado en ambas ocasiones para situar a los hombres a la cabeza de la lista, ya que la norma permite que de cada cinco puestos solo un mínimo de dos esté reservado a un sexo determinado. En la práctica, al confeccionar las listas, ellas son relegadas a los puestos más bajos.

La paridad no es el final del camino, sino el comienzo. El hecho de que existan leyes como ésta, hace que las reglas del juego democrático cambien y sean más justas. En la evolución democrática de España se demuestra que ha servido de algo todos los estudios, movilizaciones, reivindicaciones y conceptos teóricos impulsados por el feminismo, pero a la hora de la verdad hay trampas y las mujeres siguen estando limitadas en la política. La “cuota femenina” sigue gestionada por los líderes masculinos del partido, así que seguimos moviéndonos en las reglas del patriarcado. En la mayoría de los países los liderazgos políticos femeninos son muy escasos y se consideran auténticas excepciones. La mayoría de ellas son hijas/viudas/hermanas “de”.

Podríamos debatir el “porqué” es necesario hacer leyes como ésta. Si se necesitan leyes para cambiar el comportamiento en materia de derechos de igualdad es que tenemos un grave problema. ¿Es necesario legislar que se “dejen” entrar a las mujeres en las instituciones, partidos políticos, etc. ya que por su propia naturaleza no lo hacen? ¿Hemos de aceptar que se nos de permiso gracias a que hay una ley que obliga a que haya “cuota femenina”? ¿Porqué legislar algo que tendría que ser innato?

Seguir leyendo »

El uso perverso de las tradiciones culturales y los derechos humanos de las mujeres

Las tradiciones culturales y religiosas son muchas veces utilizadas para que determinadas prácticas sociales sean aceptadas socialmente y se mantengan inamovibles. De este modo muchos gobiernos dan alas a la violencia machista que se perpetra en sus respectivos países. Puesto que la religión jamás ha jugado papel alguno en la emancipación del sexo femenino, no es sorprendente encontrar en estos países movimientos religiosos neopatriarcales a la vanguardia de una generalizada reacción antimujeres. Movimientos fundamentalistas que están ejerciendo presión sobre los gobiernos con el objetivo de revertir los logros del género femenino, hasta el punto de que en diferentes partes del planeta han quedado aniquilados o están gravemente amenazados. Así se ve en los debates internacionales, donde hay gobiernos que intentan impugnar leyes y defienden prácticas atentatorias contra los derechos humanos de las mujeres en nombre del hoy en día cuestionado relativismo cultural, cuando, además, las tradiciones también pueden ser creadas.

Claro que también hay muchas personas que se enfrentan a las situaciones de injusticia social y, desafiando las normas culturales, anteponen los derechos humanos. Es por ello que debemos celebrar aun más que el pasado 27 de noviembre de 2013, dos días antes del Día Internacional de las Defensoras de los Derechos Humanos, la ONU aprobase la primera resolución de la historia a favor de la protección de las defensoras. Es decir, a favor de todas aquellas mujeres que, individual o colectivamente, son activas defensoras de los derechos de las personas, incluyendo los derechos de las mujeres y las niñas. Una resolución que me parece de lo más necesaria teniendo en cuenta que el activismo de las mujeres defensoras de los derechos humanos es una grave amenaza para el poder fundamentalista y machista, y por este motivo hay que vigilar por ellas.

En democracia muy lejos estamos (o deberíamos estar) de la decimonónica perspectiva que aun hoy en día proclama que la cultura de los países es un conjunto de creencias y prácticas fijas y prescriptivas. Por suerte estamos insertos en una visión democrática del mundo que postula que lo que pensamos que deberíamos o no deberíamos conservar varía en el tiempo. Este enfoque entiende la cultura y las tradiciones de un país como un pósito cambiante de discursos, relaciones de poder y procesos sociales, económicos y políticos. Es decir, defiende que los valores y las tradiciones culturales no son bienes intocables ni inmutables sino todo lo contrario. Sin embargo, si bien para muchos Estados esto es incuestionablemente así, para muchos otros las tradiciones culturales pueden ser, según les convenga, o bien activos inmutables o bien susceptibles de evolución. El cinismo es apabullante. Así me lo parece cuando, por ejemplo, los gobernantes integran y potencian con sumo orgullo tecnologías que afectan masivamente a la cultura y las prácticas tradicionales de sus países; en cambio, no solo mantienen inamovible sino que incentivan la condición de inferioridad de las mujeres utilizando como excusa las tradiciones y prácticas culturales. Pero claro, los panegiristas de la tradición cultural para con las mujeres suelen ser las autoridades y líderes políticos, y no las mujeres cuyos derechos se ultrajan, no las mujeres que son golpeadas, violadas, prostituidas o asesinadas.

Seguir leyendo »

¡A la clandestinidad! Cine contra la reforma de la Ley del aborto

El próximo día 1 de febrero cientos de feministas de todos los rincones del Estado español y de otros lugares de Europa se darán cita en Madrid para protestar contra la reforma de la Ley del aborto propuesta por Alberto Ruiz Gallardón que pretende eliminar las libertades adquiridas con la actual ley de plazos que permite la interrupción libre del embarazo (sin necesidad de dar ninguna explicación) hasta la semana 14 de gestión y hasta las 22 semanas en caso de que se detecten malformaciones en el feto o de que haya riesgo para la salud de la madre.

La supresión de esta ley, mucho más idónea y en consonancia con la legislación de otros países europeos como Francia o los Países Bajos, supondría un retroceso mayúsculo respecto a los derechos sexuales y reproductivos conquistados por el movimiento feminista en las últimas 3 o 4 décadas.

Sabemos que aproximadamente la mitad de los abortos que se realizan en el mundo se hacen en condiciones inseguras y de insalubridad y que más de 65.000 mujeres mueren al año a causa de complicaciones en este tipo de intervenciones. Sabemos, tal como afirma la OMS, que las leyes restrictivas no se traducen en una disminución de las tasas de abortos y que la educación y la información en materia de salud sexual y la facilitación del acceso a los anticonceptivos sí reducen los embarazos no deseados. Sabemos que antes de la legalización del aborto, en España, los índices de morbilidad y mortalidad materna eran exponencialmente más altos que en la actualidad. Sabemos, que de los 80 millones de embarazos no planeados que hay en el planeta (2 de cada 5), el 58% acaban siendo interrumpidos…

Seguir leyendo »

Tren de la libertad de las mujeres

¿Malos momentos para  reivindicar la libertad y los derechos de las mujeres? Cuando nos están siendo arrebatados de manera fulminante tantos derechos. Mujeres y hombres hemos de hacer correr voces de libertad, libertad para las mujeres, y por tanto reivindicar que queremos seguir siendo un país con derechos de primera.

A las mujeres nunca nos han concedido ningún derecho por gracia, en todos los lugares del mundo, de occidente a oriente, hemos tenido que pelear por  todos y cada uno de ellos. El problema resiste en que hoy en día la gente se cree que un derecho conquistado, es un derecho de por vida. Es cuando se dicen que todos los partidos y gobiernos son iguales. Pero estos últimos años en España estamos viendo cómo esto no es así.  Hemos visto el decrecimiento de derechos conquistados hace décadas, ahora van a por los de las mujeres.

Nos encontramos ante un gobierno tan conservador que no sólo no apuesta por avanzar en igualdad sino que nos sitúa en tener que defender un derecho vigente y con amplia aceptación social, como es el derecho de las mujeres a decidir sobre su maternidad.

Seguir leyendo »